Bienvenida

¡BIENVENIDOS!

Todos los que tengan sed, vengan a beber agua; Y los que no tengan dinero, vengan y lleven trigo, vino y leche gratuitamente. Pónganme atención y comerán una comida buena y deliciosa. No vale la pena ganar dinero y gastarlo en comidas que no quitan el hambre. Isaías 55:1-2

La Palabra dice que el alimento espiritual es esencial para la vida del hombre.

Dios se refiere a su Palabra como un alimento, no solo el más delicioso, sino también el mejor, porque es el alimento espiritual que produce vida eterna (Deuteronomio 8:3).

Así que el propósito de este sitio, cumpliendo el mandato de ser hospedadores (Génesis 18:1-8 / Génesis 19:1-3 / Hebreos 13:2 / 1 Pedro 4:9) es funcionar como un mesón en el que cualquiera puede pasar y comer del bufé. El alimento que servimos aquí es gratuito y pueden comer y hasta llevarse todo cuanto quieran; está hecho con esmero y amor para todos aquellos viajeros que estén cansados y hambrientos en el camino.

Espero que durante su estancia se hallen a gusto en esta mi casa que es la de todos ustedes. Vuelvan pronto y ¡Buen provecho!

Samuel Barruecos, aprendiz de chef, mesonero, siervo inútil.

. 

¡Comparte!

Anuncio