Las siete especies



Tierra de trigo y cebada, y de vides e higueras y granados, tierra de olivas, y de aceite, y de miel. Deuteronomio 8:8

Es posible que las Siete Especies ya no sean el elemento dominante en la dieta de los israelíes modernos, pero las siete especies bíblicas que aún caracterizan el paisaje local eran el alimento básico que consumía el pueblo en la Tierra de Israel durante los tiempos bíblicos. En el moderno Israel -con decenas de especies en una variada dieta- sólo el trigo se mantiene como alimento básico. No obstante, las siete especies dominan grandes áreas del campo, subrayando un sentido de continuidad entra la bíblica Tierra de Israel y el moderno estado.

La olivas:
Más que ninguna otra fruta, la oliva simboliza esta continuidad. Las retorcidas ramas de los antiguos olivos que crecen en las terrazas de las laderas en Israel parecen emanar una sabiduría acumulada del haber presenciado siglos de historia humana. En tiempos antiguos, el aceite de oliva se usaba para cocinar, para encender lámparas, como jabón y acondicionador de la piel. Hoy en día la aceituna sigue siendo una comida popular y su aceite es un codiciado artículo de consumo. Más aún, el aceite de oliva se ha hecho más popular desde que se descubrió que reduce el nivel de colesterol en la sangre. La madera de olivo, con sus vetas claras y oscuras, es popular para pequeños artículos decorativos, y la rama de olivo sigue siendo el símbolo de la paz.

La uvas:
Durante el sofocante calor de fines del verano, las parras tiñen el campo de un bienvenido color verde al empezar a madurar su fruto. El vino siempre ha sido parte integral de los ritos del judaísmo, como en la bendición del kidush en Shabat y en las fiestas. En tiempos antiguos, la uva era usada también para condimentar y como vinagre. En la actualidad el vino es una importante industria, y durante la última década los vinos kasher de alta calidad se han difundido ampliamente, habiendo surgido cerca de 100 pequeñas vinerías exclusivas. Aún más, dado que las uvas, especialmente las negras, son ricas en hierro, la fruta es recomendada para evitar enfermedades cardíacas. Rellenas con carne y arroz, las hojas de parra son un plato popular.


El trigo:
Con un invierno frío y húmedo seguido por una primavera seca, el clima de Israel es ideal para el cultivo del trigo. En la actualidad, el norte del Néguev es la canasta de pan de Israel. En invierno los campos alrededor de Kiriat Gat son de un intenso verdor, que se torna en dorado al final de la primavera, antes de comenzar la cosecha, durante la fiesta de Shavuot. En tiempos bíblicos al igual que ahora, el pan era el elemento básico de la dieta local. El moderno supermercado israelí ofrece una gran variedad de panes locales como la jalá y la pita, junto a algunos tipos importados como el baguette y el pan de molde.

La cebada:
En los tiempos bíblicos la cebada era la comida de los pobres - preparada como gacha o tortas de cebada. El ganado también era alimentado con este cereal. En la actualidad, este cereal ha pasado a ser un ingrediente culinario marginal, empleado en sopas y guisos. El uso más común de la cebada hoy en día en Israel es como el ingrediente básico de la cerveza, que se vende en botellas y en latas y en los bares se sirve de barril.

El higo:
La higuera -con sus distintivas hojas, usadas como ropa por Adán y Eva- es parte integral del paisaje israelí. En tiempos bíblicos el higo se comía fresco o como condimento, y además era usado para hacer miel y alcohol. El higo en sí, maduro a mediados del verano, es hoy un en día un caro manjar. De hecho, lo mejor es comerlo directamente del árbol al caer la tarde, después de haberse tostado naturalmente al sol. Los higos secos cubiertos en azúcar también son muy populares.

El dátil:
La palmera datilera se encuentra solamente en el cálido valle de la hendidura. En tiempos bíblicos crecía en el valle del Jordán, pero con modernas técnicas de irrigación la palmera ha echado raíces cerca del Mar Muerto, y más al sur aún, en la Aravá. En los tiempos bíblicos los dátiles se usaban para hacer miel, y muchos creen que la frase "una tierra que mana leche y miel" se refiere a miel del dátil. En la actualidad los dátiles son un popular bocadillo dulce antes o después de las comidas, y obtienen muy altos precios al ser exportados a Europa.

La granada:
Los árboles de granada son muy comunes en los jardines israelíes. El árbol con sus hojas verdes y sus flores rojas se carga de frutos para Rosh Hashaná (Año Nuevo). Las redondas frutas rojas son arrancadas para decorar la Sucá durante la fiesta de Sucot (Tabernáculos). En tiempos bíblicos la granada se empleaba para preparar vino y condimentos, además de su función como tintura. La tradición dice que la granada tiene 613 granos que representan los 613 preceptos de la Torá (los cinco libros de Moisés). En la actualidad la granada se come tradicionalmente en Año Nuevo y ocasionalmente se la emplea para sazonar comidas.

Tomado de la Página del Ministerio de Asuntos Externos de Israel

Para ir a otros artículos relacionados con éste hacer clic en el título:
· La Siega y la Cosecha

¡Comparte!

Anuncio