Usos y significados simbólicos del aceite

El aceite de oliva para los hombres de tiempos bíblicos.



Para los antiguos el aceite de oliva era el más apreciado de todos los aceites, por lo que le atribuían un significado simbólico Divino.

En tiempos bíblicos, el aceite se usaba, entre otras cosas, como:

 - Combustible para las lámparas
 - Medicamento
 - Jabón de aseo personal
 - Elemento ceremonial
 - Ingrediente en la elaboración de alimentos

Por todo lo anterior, el aceite puro de oliva es también símbolo del Espíritu Santo. A continuación, hablaremos brevemente de sus usos en tiempos bíblicos y al mismo tiempo entenderemos los atributos del Espíritu Santo.

EL ACEITE DE OLIVA COMO COMBUSTIBLE

Uso en la antigüedad

Se usaba como combustible para las lámparas. Gracias al aceite era posible iluminar la noche. Primero en el Tabernáculo, y luego en el Templo, las lámparas del candelabro debían arder con aceite puro de oliva. (Levítico 24:2).

Significado simbólico de este uso

Como ya vimos anteriormente, antiguamente las olivas (aceitunas) eran vertidas en un depósito de piedra para ser machacadas con otra piedra redonda la cual se les pasaba por encima rodándola varias veces. De esa manera se les extraía el aceite el cual salía por una abertura hacia un cubo en el suelo.

La sangre que salió de la frente del Señor Jesucristo aquella vez en Getsemaní (Mateo 26:30 / Lucas 22:39) -y posteriormente la que derramó en la cruz- son simbolizadas por el aceite que se obtiene de las olivas machacadas; Y así como ese aceite puro y virgen es usado como combustible para el candelabro en el Templo, la sangre del Señor Jesucristo, que es su Espíritu (Juan 6:54-55 / 1 Pedro 1:11) es el combustible del candelabro que representa a su iglesia. Ver entrada correspondiente.

El libro de Hechos nos muestra que el candelabro de siete brazos, que es la iglesia de Jesucristo (Apocalipsis 1:20), es encendido en Pentecostés mediante el aceite del Espíritu Santo, por ello nos refiere que sobre cada unos los miembros, se asentaron lenguas como de fuego. (Hechos 2:3 / 1 Tesalonicenses 5:19 / Apocalipsis 1:12-13 / Apocalipsis 1:20). Ver entrada correspondiente.

El Señor Jesucristo dice de su iglesia que somos la luz del mundo, comparándonos con una lámpara de aceite (Mateo 5: 14-16). De la misma forma compara a su iglesia con jóvenes vírgenes de las cuales, cinco de ellas que eran insensatas traían sus lámparas, que simbolizan a la Palabra de Dios (Salmo 119:105), pero no aceite, que simboliza al Espíritu Santo, para hacerlas alumbrar (Mateo 25:3). Estas jóvenes insensatas representan a las iglesias mundanas (Apocalipsis 3: 14-18) que si bien, conocen de la Palabra y la usan, no permiten que sea el Espíritu Santo quien les guíe en su conocimiento hacia la verdad, que es lo espiritual (2 Corintios 4:18), sino tercamente, hacen caso a enseñanzas de hombres que solo miran lo terrenal.

Por ello, en este pasaje la lámpara también representa lo externo, lo visible, lo terrenal; mientras que el aceite lo interno o espiritual. Tales iglesias insensatas que tenían lámparas sin aceite solo ven lo externo, lo terrenal y se olvidan de lo interno, que es lo espiritual.

EL ACEITE DE OLIVA COMO MEDICAMENTO

Uso en la antigüedad

Los antiguos también usaban el aceite de oliva, ingerido o untado, como ingrediente medicinal. Ya fuere en hinchazones, dolores o heridas, el aceite de oliva era un elemento infaltable en los remedios de la época (Lucas 10:34 / Marcos 6:13 / Santiago 5:14).

Significado simbólico de este uso

El Espíritu Santo, quien nos guía en el conocimiento de la Palabra (Juan 16:13) es un bálsamo el cual no solamente consuela (Juan 14:26), sino que trae sanidad a nuestra alma (Proverbios 4:20-22), librándola no sólo de la muerte a la que nos condena el pecado (Romanos 6:23), sino también dándonos vida eterna (1 Corintios 15:55).

EL ACEITE DE OLIVA COMO JABÓN DE ASEO PERSONAL

Uso en la antigüedad

Es la grasa del jabón la que hace que la impureza resbale de nosotros. En la antigüedad, era la grasa del aceite de oliva la que ayudaba de esa forma en la limpieza. Al igual que hoy día al jabón simple se le agregan todo tipo de perfumes y fórmulas para la higiene (shampoo anti-caspa, jabón medicinal, etc.) en aquellas épocas también al aceite se le agregaban todo tipo de recetas (Salmo 104:15 / Mateo 26:7 / Marcos 14:3 / Marcos 16:1 / Juan 12:3 / Hebreos 1:9).

---------------------------------------------------------------------------------------------------------- 

Ungir. El término bíblico ungir se entiende como aplicar aceite u otra materia grasa untándola. Por extensión también se entendía como lavar, limpiar o consagrar para un propósito divino.


--------------------------------------------------------------

Significado simbólico de este uso

El Espíritu del Señor nos limpia de todo pecado. Tal como al asearnos y sentirnos limpios nos da gozo, y hasta cantamos, así también el sentirnos limpios de pecado nos llena de gozo espiritual, por ello el Espíritu Santo es el Óleo del gozo espiritual (Salmo 45:7). El nos unge limpiándonos y apartándonos -que es lo mismo que santificar- del mundo para un propósito divino (Éxodo 30:25 / Lucas 4:18-19 / Salmo 45:7)

EL ACEITE DE OLIVA COMO ELEMENTO CEREMONIAL

Uso en la antigüedad

Se le daba al aceite puro de oliva un importante uso ceremonial. Su significado era que la cosa o persona quedaba consagrada (apartada) para el servicio del Señor. Tanto reyes como sacerdotes y objetos del culto, eran ungidos (limpiados para un uso no mundano) con el aceite de la santa unción (Éxodo 30:24 / 1 Samuel 16:13 / Lucas 4:18).





--------------------------------------------------------------------------------------------------------- 

Ungido. A Jesús se le da el título de Cristo, porque la palabra griega “Christós” significa ungido (untado, consagrado), y es el término con el que se denomina tanto al rey como al sumo sacerdote en turno. Nuestro rey y sumo sacerdote perpetuo, Cristo-Jesús, es el Ungido de ungidos, el Cristo. Los judíos llamaban así al Mesías, pues iba a ser el más grande de los ungidos, el Santo de santos (Daniel 9:24). Por ello también Cristo significa Mesías, Limpiado, Elegido, Santificado, Consagrado, Apartado para toda buena obra.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------

Significado simbólico de este uso

Al igual que el vino, el aceite es símbolo del Espíritu de Dios que nos aparta del mundo, nos consagra y nos santifica. Por lo que su uso ritual ya no es necesario, ya que la presencia del Espíritu Santo no solo ha sustituido al ritual, sino al aceite mismo.

EL ACEITE DE OLIVA COMO ALIMENTO

Uso en la antigüedad

Los antiguos vivían profundamente agradecidos con El Señor por el aceite de oliva que el Altísimo ponía en sus mesas. El aceite de oliva era usado para amasar la harina con la que se hacía el pan. (1 Reyes 17: 8-16 / Levítico 2:4-7). E inclusive se usaba como delicioso aderezo en el que se remojaba el pan (Juan 13:26).

Significado simbólico de este uso

El pan es la Palabra, el alimento espiritual sin levadura; el aceite puro de oliva con el que se hace el pan y en el que se remoja, es el Espíritu Santo. Si permanecemos en ellos, el alimento espiritual sano y sin adulterar nunca nos va a faltar y nos sobrará para llevar a otros (1 Reyes 17:12- 16 / 1 Pedro 2:2).