Significado del templo que vio Ezequiel


Jocabed y Joel Prudhomme, desde Kansas, Estados Unidos nos preguntan:

"Hola Samuel. ¿Has escrito algo sobre la visión de Ezequiel del templo con todas sus medidas? ¿O has hecho alguna investigación al respecto"?

Significado de la visión de Ezequiel

La pregunta se refiere al pasaje que encontramos en los capítulos 40 al 42 de Ezequiel.

Lo que Ezequiel vio no fue otra cosa que al Señor Jesucristo en todo su esplendor. Cuando nuestro Señor caminó entre los hombres, estos le veían como a un humano más; pero a Ezequiel le fue dado verle como lo es en su forma verdadera y espiritual: la casa eterna de Dios.

Respondió Jesús y les dijo: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré. Dijeron luego los judíos: En cuarenta y seis años fue edificado este templo, ¿y tú en tres días lo levantarás? Mas él hablaba del templo de su cuerpo. Juan 2:19-21

El propósito tanto del Tabernáculo como del Templo, y de hecho todo cuanto tenía que ver con la Ley, era ser una sombra proyectada por el cuerpo de nuestro Señor Jesucristo caminando entre los hombres:

...todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo. Colosenses 2:17

Una vez ofrecido en sacrificio y resucitado, ahora Él es la cabeza del edificio espiritual que es la Casa de Dios, y la iglesia forma parte de ese mismo santuario o templo.

Vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo. 1 Pedro 2:5
...edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu. Efesios 2:20-22

Las medidas del templo

Las medidas tan precisas que da Ezequiel se refieren al cumplimiento exacto y completo por parte de nuestro Señor de todos los requerimientos tanto de la ley como de las profecías para ser el Salvador de la humanidad.

El río que fluye en el capítulo 47:1-12 es el Espíritu Santo que fluye de la iglesia, que como ya dijimos, es el verdadero templo, la verdadera Casa de Dios. El mar hacia donde fluye el río (Ezequiel 47:8-10) es el Mar Mediterráneo (Mar Grande), el camino hacia todas las naciones; y justamente por donde -cumpliendo esta profecía-, el evangelio comenzó su expansión hasta nuestros días.

Por lo tanto ya no es necesario construir ninguna edificación hecha por manos humanas, pues la iglesia, cuya cabeza o piedra angular (Efesios 2:20-22) es el Señor Jesucristo, es el edificio donde Dios ha decidido hacer su «tabernáculo» o casa entre todas las naciones.


El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas... Hechos 17:24
Y no vi en ella templo; porque el Señor Dios Todopoderoso es el templo de ella, y el Cordero. Apocalipsis 21:22


¡Comparte!

Anuncio