Las ovejas perdidas del Señor


Buena tarde pasaba por el Facebook. Y encontré su blog, yo soy un cristiano de la ciudad  de Cali, Colombia, yo Sali de muchas congregaciones a las cuales considere que no predicaban un buen evangelio, descubri lo del diezmo leyendo la escritura por lo cual deduje todo lo que lei en su articulo, por lo cual me impacto; ya que pensaba que  era solo yo y un pequeño grupo congregacional que tengo los cuales compartimos estas ideas, desearia saber mas  sobre su congregación y si podrían  ayudarme ya  que estoy solo en una congregación.
Gracias
Obispo de Cali
Ariel Rojas



Hola Ariel, recibe un sincero saludo para ti y los tuyos hasta Cali, Colombia.

¡Qué pregunta tan oportuna la que me haces!

Estamos muy habituados, debido a las enseñanzas tradicionales, a enfocar de la manera equivocada el sentido de las congregaciones de aquellos quienes El Señor ha apartado del mundo.

Se nos ha inducido a pensar que porque el número de fieles a donde asistimos es reducido estamos dejando de hacer algo importante. Pero la verdad es que la Palabra jamás nos manda a enfocarnos en la cantidad numérica de asistentes.

Para aquellos quienes llevamos más tiempo de conocer al Señor, el propósito de nuestro breve paso por este mundo consiste en volcarnos en la ayuda de la búsqueda incesante y urgente de aquellas ovejas perdidas de la Casa de Israel, las cuales ni saben que son ovejas, ni saben que están perdidas y menos que pertenecen a la bendita Casa de Israel.

Una vez que El Príncipe de los pastores, mediante su Poder nos haya permitido encontrarlas debemos restaurarlas con la Palabra, informándoles todo acerca del pasado de nuestra nación y alistándolos en la espera del cumplimiento de la Promesa del Glorioso regreso de nuestro Señor.

Ahí mismo, en tu propia localidad, puedes iniciar HOY MISMO la búsqueda de las ovejas del Señor -que seguramente las habrá-.

Te animo muy calurosamente a que leas mi trabajo titulado TRAS LAS TRIBUS PERDIDAS DE ISRAEL el cual puedes descargar desde esta misma página en forma gratuita.

Estoy seguro que a través de esa lectura hallarás algunas respuestas a la confusión que priva en estos tiempos.

Por mi parte, aquí a la distancia física pero no espiritual, te ofrezco un canal permanentemente abierto y de ida y vuelta para tratar de resolver todas tus inquietudes que vayan surgiendo.

¡Maranata!

¡Comparte!

Anuncio