El Poderoso de Israel cuida siempre de su pueblo


Elevo mis ojos a los montes y pregunto:
¿de dónde vendrá mi socorro?

Mi socorro viene del Señor,
creador del cielo y de la tierra.

El Señor no dejará que resbales;
al que te cuida jamás te le perderás.

Porque nunca duerme
el protector de Israel.

El Señor es tu protector;
El Señor es como tu sombra:
¡siempre estará a tu mano derecha!

Ni el sol te fatigará de día,
ni la luna te agobiará en la noche.

El Señor te protege de todo peligro;
Él protege tu vida.

El Señor te protege en todos tus caminos,
ahora y siempre.

Salmo 121
VERSIÓN RVC - DIOS HABLA HOY

¡Comparte!

Anuncio