¿Cómo entender la Biblia?


Ya sea que pertenezcas a la Casa de Judá o a la Casa de Israel es vital que sepas cómo has de entender tu Biblia. A continuación te dejo anotado un sencillo esbozo de cómo entender ese instrumento sobrenatural de comunicación entre El Señor y su pueblo.

¿Qué es la Biblia?

Antes que cualquier cosa deberemos entender qué cosa es la Biblia. La Biblia es el Mensaje de Dios a su pueblo elegido, Israel. Mensaje que sirve para guiar a su pueblo escogido esparcido por todo el mundo hacia la Tierra Prometida celestial (Hebreos 12:22), donde actualmente Él tiene su trono (Apocalipsis 4:2).

Porque tú eres pueblo santo para El Señor tu Dios; El Señor tu Dios te ha escogido para serle un pueblo especial, más que todos los pueblos que están sobre la tierra. Deuteronomio 4:6
Israel será salvo en El Señor con salvación eterna; no os avergonzaréis ni os afrentaréis, por todos los siglos. Isaías 45:17
Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; 1 Pedro 2:9

El Registro del pueblo elegido

Para tal fin - guiar a su pueblo a la Tierra Prometida- El Señor ha dejado en la Biblia un registro del pasado, presente y futuro del pueblo de Israel. Tal registro fue originalmente escrito básicamente en hebreo y griego (lo que comúnmente se conoce como Antiguo y Nuevo Testamento).

Registro del PASADO de Israel

a).- Antecedentes

En el Génesis encontramos los antecedentes del pueblo elegido y podemos determinarlo desde la creación del mundo hasta Abraham.

b).- La formación del pueblo elegido

También en el Génesis, el registro del pasado nos lleva desde Abraham hasta el cautiverio en Egipto. A partir del Éxodo está el escape de Israel de la esclavitud de Faraón y la entrega de la Ley.



Enseguida, ya a partir del libro de Josué, encontramos la posesión de la Tierra Prometida -que es una alegoría de la Tierra Prometida celestial-. Y por último encontramos cómo el pueblo fue gobernado a través de los años en su tierra desde los jueces hasta los reinados de David, Salomón y Roboam.

c).- La dispersión

Los libros de Reyes y Crónicas nos dan cuenta de un acontecimiento sumamente importante para nosotros los que pertenecemos a Israel: la división del reino en dos naciones (1 Reyes 12: 1-19 / 2 Crónicas 10: 1-19). Al dividirse el reino en dos, al norte quedaría la nación de Israel con su capital en Samaria y al sur Judá, con su capital en Jerusalén. Es al reino del norte al que pertenecieron los ancestros de la mayoría de los que actualmente se conocen como cristianos.

Pero es el Segundo libro de Reyes el que registra un acontecimiento que ninguno que pertenezca a Israel debería pasar por alto (pues es clave para comprender no solo lo que está ocurriendo en el presente sino también los acontecimientos que están por suceder): el rey de Asiria toma Samaria, capital de Israel reino del norte y esparce por todo el imperio a sus habitantes. A partir de ese momento histórico -y hasta nuestros días- comienza la dilatada dispersión a través de las naciones de las diez tribus del norte: La Casa de Israel.

En el año nueve de Oseas,‭ ‬el rey de Asiria tomó Samaria, y llevó a Israel cautivo a Asiria, y los puso en Halah, en Habor junto al río Gozán, y en las ciudades de los medos. 2 Reyes 17:6

En el año‭ ‬853‭ ‬a. C. Salmanasar III de Asiria y posteriormente Sargón II en el 722 a. C. conquistaron las diez tribus norteñas de Israel destruyendo su capital, Samaria, y enviando a la población al exilio y cautiverio. La mayoría de los habitantes, incluyendo la clase dirigente, fue deportada a otras tierras ocupadas por el imperio asirio y se trajo gente de esos lugares a Samaria. Así, dispersados entre otras naciones, asimilados en nuevas culturas, llegaron a perder su identidad original. Nunca volvieron, como pueblo, a la tierra de Israel, se les llamó las diez tribus perdidas. - Wikipedia

A partir de la dispersión del reino del norte la Biblia reconoce tal distinción y comienza a hablar a las dos naciones por separado. Es así que los profetas dan inicio a la proclama de que algún día las dos naciones serán congregadas en una sola, como al principio. Para lograr tal fin es anunciado un Ungido (Mesías / Cristo) que recorrerá toda la Tierra hasta el más lejano rincón para recolectar hasta la última de sus ovejas perdidas.

No es necesario decir que tal Ungido es El Señor Jesucristo.

Registro del PRESENTE de Israel

El registro del presente de Israel podemos contabilizarlo a partir del nacimiento del Ungido en Belén, tal como estaba profetizado. A partir de ese momento comienza la restauración del reino de Israel, restauración que continúa hasta nuestro días.

Es importante anotar que todo lo que se conoce comúnmente como Nuevo Testamento son las instrucciones dadas a la Casa de Israel para cumplir con el Nuevo pacto que es el cumplimiento espiritual de la Ley.

Registro del FUTURO de Israel

El registro del futuro de Israel nos dice que vendrá un falso Mesías o anti-cristo (del griego anti -falso / cristos -ungido).

Luego de un breve reinado del anticristo el Israel terrenal será incorporado al ejército celestial para ser uno solo. Esto lo conocemos como la resurrección de los justos.

Porque cuando resuciten de los muertos, ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles que están en los cielos. Marcos 12:25

El Mesías verdadero retornará al mando de su ejército celestial y el anticristo congregará a los ejércitos de las naciones para combatir a las fuerzas celestiales.

Vienen de lejana tierra, de lo postrero de los cielos, El Señor y los instrumentos de su ira, para destruir toda la tierra. Isaías 13:5
Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. Apocalipsis 19: 11/14
Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército. Apocalipsis 19:19
Y vi salir de la boca del dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a manera de ranas pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso. Y los reunió en el lugar que en hebreo se llama Armagedón. Apocalipsis 16:13-14/16

El ejercito del usurpador será derrotado y el Mesías Verdadero establecerá su Reino en la Tierra.

Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre. Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos. Apocalipsis 19:20-21

¡Comparte!

Temas de interés

Anuncio

Quizás le interese