Ciclo agrícola y profecía


El ciclo agrícola en Israel y el cumplimiento de la profecía bíblica

Y del templo salió otro ángel, clamando a gran voz al que estaba sentado sobre la nube: Mete tu hoz, y siega; porque la hora de segar ha llegado, pues la mies de la tierra está madura. Apocalipsis 14:15

Para comprender los tiempos del cumplimiento de las profecías bíblicas, primero deberemos entender el ciclo agrícola en Israel. Esto porque toda la profecía bíblica está basada en tal ciclo agrícola y se expresa en esos mismos términos.

Ponemos por ejemplo, que el Señor fue crucificado en el festival de Pascua; Y que resucitó en el día de la Gavilla Mecida, festivales para los cuales los israelitas llevaban al templo manojos o gavillas de cebada como primicias. También tenemos como ejemplo que cincuenta días después, en el festival de Pentecostés, cuando se llevaban al templo los manojos o gavillas ya no de cebada sino del trigo recién segado, la iglesia recibió la promesa del Espíritu Santo.  

Tribulación viene del latín tribulare

Otro ejemplo de los términos agrícolas que se usan en la profecía bíblica lo tenemos en la palabra “tribulación”, que viene del latín tribulare y que significa simplemente “trillar”, que no es otra cosa sino triturar en el suelo las gavillas del trigo o cebada para extraerles el grano. Si entendemos en qué momento del calendario agrícola se trillaba en el antiguo Israel, también entenderemos en qué momento del calendario de la humanidad comenzará la Gran Tribulación, o Trilla Final (Daniel 7:23). 

Señales del final de los tiempos

Si me permiten dar otro ejemplo más, tenemos la parábola del trigo y la cizaña (Mateo 13: 24-30 / Marcos 4:26-29), en la que el Señor nos muestra que una señal inconfundible de que ya estamos al final de los tiempos es que los falsos maestros harán que los campos de trigo (los cristianos) se llenen de cizaña (falsos cristianos), cosa que, como ya dije, nos avisa que la maduración se acerca y la siega está próxima. Estos son precisamente los días que vivimos hoy, ya a las puertas de la tribulación (Leer entrada acerca de la maduración del trigo).

La comprensión del final de los tiempos es algo que nos atañe a todos los hijos de Dios, para que esos eventos no nos tomen como ladrón en la noche (Mateo 24:40-44), es decir, por sorpresa. Cosa que nos distinguirá de los hijos de los falsos profetas, a quienes estas cosas no les interesan porque no las entienden.

No es tan difícil como pudiera parecer

La profecía bíblica (Apocalipsis incluido, por supuesto) es un asunto que a primera vista parece demasiado complejo, pero su comprensión se simplifica asombrosamente cuando entendemos los tiempos del ciclo agrícola en Israel. Esto porque la Palabra de Dios fue escrita para gente básicamente del campo. Para tal gente, entender la profecía del final de los tiempos no debía ser asunto tan complejo pues año con año podían ver en sus campos un repaso de cómo iba a ser su cumplimiento (Lucas 12:56). Pero para nosotros, hombres y mujeres básicamente urbanos, entender los cumplimientos de la profecía bíblica se nos vuelve asunto incomprensible debido a nuestro enorme desapego al campo.


Para ir a otros artículos relacionados a éste haz clic en el título:
· Los tiempos del ciclo agrícola en la tierra de Israel
· La clave para descifrar el Apocalipsis

Anuncio

Buscar en este blog

Quizás también te interese

Síguenos en tu correo