Ir al contenido principal

La carta perdida del apóstol Pablo


En los tiempos de los primeros cristianos, las iglesias mantenían a buen recaudo las preciosas cartas escritas por los apóstoles. Esas mismas cartas hoy conforman lo que llamamos Nuevo Testamento.

Durante las horribles persecuciones de los emperadores romanos las iglesias protegían esos preciosos documentos escondiéndolos como su posesión terrenal más valiosa. Movidos por el Espíritu Santo, y a pesar de que no era barato, hacían grandes sacrificios para copiarlas a fin de que, circulando en otras iglesias existiera al menos una copia de respaldo en caso de que en alguna persecución el documento original fuera destruido.

Sabiendo esto, notamos que en la carta a los colosenses aparece el siguiente mensaje:

Cuando esta carta haya sido leída entre vosotros, haced que también se lea en la iglesia de los laodicenses, y que la de Laodicea la leáis también vosotros. Colosenses 4:16

Este mensaje no debería tener mayor relevancia, pero el asunto se vuelve dramático si reparamos en que lo que el texto nos indica es que en nuestros Nuevos Testamentos debería haber una carta del apóstol Pablo dirigida a  los Laodicenses. Pero no la hay. La carta hasta hoy día está perdida, quizá para siempre.

¿Qué decía? ¿Qué fue lo que sucedió con esa carta? ¿Por qué Dios permitió que ese documento inspirado por el Espíritu Santo se extraviara? Quizá podamos encontrar un mensaje y una enseñanza en todo ello.

Examinemos el mensaje que el Señor Jesucristo envía precisamente a la iglesia en Laodicea:

Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. !Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas. Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete. Apocalipsis 3:14-19

Los de la iglesia en Laodicea tenían por costumbre hacer tesoros en esta tierra, es lógico que la Palabra  para ellos no fuera su posesión más preciosa, y ante cualquier persecución prefirieran salvar joyas y monedas y todo lo que ellos consideraran valioso.

Lo más seguro es que el documento fue destruido por el descuido de los laodicenses, para quienes, a pesar de su gran poder adquisitivo, no valió la pena ni siquiera hacer una copia de la carta que el apóstol Pablo les había enviado. Quizá para los laodicenses la carta del apóstol Pablo no era valiosa porque no les hablaba de lo que a ellos les interesaba: las posesiones terrenales. Y tal vez preferían los textos de otros que sí les decían lo que querían oír.

Lejos de juzgar a los de la iglesia en Laodicea, sería mejor si comenzáramos a hacernos las siguientes preguntas: ante alguna eventual persecución, ¿Qué objetos salvaríamos? ¿Es la Biblia nuestra posesión más valiosa en la tierra?

También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas, que habiendo hallado una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía, y la compró. Mateo 13:45-46
Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón. Mateo 6:21 

Foto cortesía de: Nancy Violeta Velez

Tal vez también te interese:

La sal: significado espiritual

Conocer los usos que antiguamente se le daba a la sal es fundamental para entender su significado bíblico. Por ello en este artículo comenzaremos mencionando las principales formas en las que se utilizaba este importante elemento en tiempos de la Biblia y luego hablaremos de su significado simbólico o espiritual.
El uso de la sal en la antigüedad

Hoy en día pensamos en la sal solo como un sazonador para nuestros alimentos, pero en la antigüedad la sal tenía más de 14.000 usos. A lo largo de la Historia, la sal ha sido utilizada para casi todo, desde derretir hielo hasta relajar los músculos.
Los antiguos se dieron cuenta que la vida no podía existir sin la sal, por lo que llegó a utilizarse como moneda y hasta provocó guerras.

Las siete fiestas de Israel

En esta serie de artículos hablaremos acerca del significado espiritual que tienen para la Casa de Israel las siete fiestas que nuestros padres celebraban. A continuación los enlaces a cada uno de ellos.


Pascua. Es la primera de las siete fiestas en las que el pueblo acudía a Jerusalén, fiestas que anuncian el cumplimiento glorioso de las profecías del Mesías. El cumplimiento del significado espiritual de la Pascua es el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo, cuya carne y cuya sangre nos salvan de la muerte. Ir al artículo >>

Panes sin levadura. El cumplimiento espiritual o esencial de la Fiesta de los panes sin levadura lo encontramos abundantemente por toda la Palabra. Aquí vamos a analizar solo unos cuantos de esos pasajes. Primeramente, mencionaremos el cumplimiento que nuestro Señor Jesucristo dio a esta fiesta y después el que nosotros, su iglesia, que como el cuerpo de Cristo que somos también le damos. Ir al artículo >>

Primicias. En este día -posterior a la Fiesta …

Usos y significados simbólicos del aceite

El aceite de oliva para los hombres de tiempos bíblicos

Para los antiguos el aceite de oliva era el más apreciado de todos los aceites, por lo que le atribuían un significado simbólico Divino.

En tiempos bíblicos, el aceite se usaba, entre otras cosas, como:
 - Combustible para las lámparas  - Medicamento  - Jabón de aseo personal  - Elemento ceremonial  - Ingrediente en la elaboración de alimentos

Por todo lo anterior, el aceite puro de oliva es también símbolo del Espíritu Santo. A continuación, hablaremos brevemente de sus usos en tiempos bíblicos y al mismo tiempo entenderemos los atributos del Espíritu Santo.

El Candelabro: significado simbólico

Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro...Apocalipsis 1:12
Los siete candeleros conforman el candelabro de siete brazos del Lugar Santo. Sin embargo la imagen que ve Juan no es terrenal, esto es, no mira el Lugar Santo del templo en Jerusalén, sino el del templo celestial, el cual, como la Ley nos enseña, fue usado como modelo por Moisés para erigir el Tabernáculo y posteriormente por Salomón para erigir el Templo.

Usos y significados simbólicos del vino

Algunos usos del vino en la antigüedad y sus significados espirituales
Yo soy la vid verdadera. Juan 15:1
Posiblemente la vid, al igual que la sal y el trigo, han acompañado al hombre desde que éste habitó la tierra.

La Palabra nos dice que luego que bajó Noe del arca comenzó a labrar la tierra y plantó una viña (Génesis 9:20), y desafortunadamente con ello llegó también el primer ebrio de la Historia (Génesis 9:21), advirtiéndonos así el cuidado que debemos tener con el vino.
El vino es, por supuesto, el más apreciado producto de la vid, y a lo largo de toda la Palabra, desde el Génesis al Apocalipsis, encontramos numerosas referencias a él.


Por el color, sabor, proceso de elaboración y sobre todo, efectos al organismo, los antiguos atribuyeron al vino profundos significados simbólicos, entre otros el gozo espiritual, la justicia, la sangre, el espíritu, etc.

El vino, con su efecto pasajero, representaba para los hombres de la Biblia, entre otras muchas cosas, la felicidad, el consuel…