Ir al contenido principal

El ayuno: significado espiritual



Entendimiento espiritual del ayuno: la aflicción

En realidad el ayuno, como tal, no aparece especificado en la ley de Moisés, lo que encontramos en las ordenanzas para ese día tan importante es el término afligir.

A los diez días de este mes séptimo será el día de expiación; tendréis santa convocación, y afligiréis vuestras almas, y ofreceréis ofrenda encendida al Señor. Levítico 23:27

Los antiguos, por llevar una vida más sencilla que la nuestra, se alegraban con las cosas simples de la vida. Por ello, la mayor alegría de este mundo para el israelita era el comer y el beber (Eclesiastés 8:15 / Eclesiastés 9:7 / Lucas 12:19).

Así que ellos interpretaron que si la Ley mandaba afligirse entonces debían abstenerse de la mayor alegría de la vida: comer. Para ellos la mayor tristeza era no tener qué llevarse a la boca (Números 11:13). Así que afligir el alma para nuestros padres, significaba simplemente abstenerse de comer: ayunar.

Nosotros en general, ya no padecemos esas aflicciones, porque si acaso sentimos hambre nos basta con acudir al refrigerador para colmarnos (más veces de las que algunos debiéramos).

Más bien esa tristeza sería equiparable a la mortificación que sentimos cuando no tenemos dinero para pagar la renta del lugar donde vivimos; o cuando se nos presenta algún gasto imprevisto que no podemos solventar; o cuando algún ser querido enferma y no tenemos para medicinas. Ese es precisamente el mismo sentimiento de aflicción que debemos entender cuando leemos en la Palabra que ellos ayunaban.

Entonces lo primero que debemos tener en cuenta es que lo que para ellos era afligirse (dejar de comer) no necesariamente significa lo mismo para nosotros, pues hay otras cosas que afligen más nuestra alma que el simple hecho de dejar de comer.

El ayuno y los ruegos

En los Días Temibles (los nueve que antecedían al Día del Perdón), Dios veía la aflicción de su pueblo y se compadecía de ellos. Fue de esa manera que comenzó a extenderse la práctica del ayuno intentando que Dios oyera los ruegos de su pueblo cuando éste estaba en necesidad.

Sin embargo prestemos atención a lo que el profeta Isaías nos enseña acerca del ayuno que se tenía por costumbre practicar:


He aquí que para contiendas y debates ayunáis y para herir con el puño inicuamente; no ayunéis como hoy, para que vuestra voz sea oída en lo alto. Isaías 58:4


El verdadero ayuno

En este pasaje, el profeta Isaías nos muestra que el ayuno que es meramente formal, externo, fingido, y no sincero, el ayuno ritual, no debe practicarse pues no será oído por el Padre Celestial, y enseguida nos enseña cuál es el ayuno que debemos efectuar:

¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo? ¿No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano? Isaías 58:6-7


De tal manera que, en nuestros momentos de angustia y necesidad, cuando elevamos nuestras súplicas al Altísimo, éste es el ayuno que Dios nos debe encontrar practicando, si es que queremos que escuche nuestros ruegos y actúe de inmediato.


Entonces nacerá tu luz como el alba, y tu salvación se dejará ver pronto; e irá tu justicia delante de ti, y la gloria de El Señor será tu retaguardia. Entonces invocarás, y te oirá tu Dios; clamarás, y dirá él: Heme aquí. Si quitares de en medio de ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad; y si dieres tu pan al hambriento, y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía. Isaías 58:8-10


El sentido del ayuno no es simplemente dejar de comer, sino adquirir -mediante el sufrimiento voluntario- empatía por el afligido, participar solidariamente en el dolor de los que tienen menos que nosotros. Involucrarnos en sus sufrimientos y en sus quebrantos. Ese es el sentido espiritual del ayuno y por ello el verdadero (Juan 4:24).

El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor. Lucas 4:18-19

El Señor Jesucristo vino a darnos ejemplo ejerciendo una vida de ayuno permanente (Juan 4:31-34), no el ayuno ritual, el de abstenerse de los alimentos, sino el espiritual y verdadero, que es el que agrada a Dios (Juan 4:23). Nosotros quienes seguimos al Señor Jesucristo, debemos imitarlo (1 Pedro 2:21), renunciando como Él a nuestra vida egoísta (Mateo 10:39) solidarizándonos con los que menos tienen. Ese es el ayuno escogido por Dios.

Y tal como nos enseña nuestro Señor, hay dos clases de hambrientos, los pobres de esta tierra y los que tienen hambre de la Palabra (Lucas 6:20 / Mateo 5:3), a los dos hay que alimentarlos, a los dos hay que buscarlos porque ambos son importantes para nuestro Padre que está en el cielo. Es en ellos en los que la iglesia debe ocuparse, y no en otras cosas. Porque es de eso de lo que se nos va a pedir cuentas (Mateo 25:31-46).

Así que El Señor quiere que comencemos a recapacitar en el camino que llevamos andado, y si alguno hubiere extraviado el camino (Santiago 5:19-20) todavía es buen tiempo de enderezarlo, no sea que los Días temibles nos encuentren en la vía equivocada (Mateo 7:13-14).

Tal vez también te interese:

Pudiera serte útil:

La sal: significado espiritual

Conocer los usos que antiguamente se le daba a la sal es fundamental para entender su significado bíblico. Por ello en este artículo comenzaremos mencionando las principales formas en las que se utilizaba este importante elemento en tiempos de la Biblia y luego hablaremos de su significado simbólico o espiritual.
El uso de la sal en la antigüedad

Hoy en día pensamos en la sal solo como un sazonador para nuestros alimentos, pero en la antigüedad la sal tenía más de 14.000 usos. A lo largo de la Historia, la sal ha sido utilizada para casi todo, desde derretir hielo hasta relajar los músculos.
Los antiguos se dieron cuenta que la vida no podía existir sin la sal, por lo que llegó a utilizarse como moneda y hasta provocó guerras.

Hay más de treinta referencias en la Bibliaacerca de la sal, incluido el infame momento en el que la esposa de Lot es convertida en memorial de sal por haber volteado hacia Sodoma en el momento de su destrucción (Génesis 19:26). Pero concretamente el uso preferi…

Usos y significados simbólicos del aceite

El aceite de oliva para los hombres de tiempos bíblicos

Para los antiguos el aceite de oliva era el más apreciado de todos los aceites, por lo que le atribuían un significado simbólico Divino.

En tiempos bíblicos, el aceite se usaba, entre otras cosas, como:
 - Combustible para las lámparas  - Medicamento  - Jabón de aseo personal  - Elemento ceremonial  - Ingrediente en la elaboración de alimentos

Por todo lo anterior, el aceite puro de oliva es también símbolo del Espíritu Santo. A continuación, hablaremos brevemente de sus usos en tiempos bíblicos y al mismo tiempo entenderemos los atributos del Espíritu Santo.
EL ACEITE DE OLIVA COMO COMBUSTIBLE

Uso en la antigüedad

Se usaba como combustible para las lámparas. Gracias al aceite era posible iluminar la noche. Primero en el Tabernáculo, y luego en el Templo, las lámparas del candelabro debían arder con aceite puro de oliva. (Levítico 24:2).
Significado simbólico de este uso
Como ya vimos anteriormente, antiguamente las olivas (aceituna…

El Candelabro: significado simbólico

Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro...Apocalipsis 1:12
Los siete candeleros conforman el candelabro de siete brazos del Lugar Santo. Sin embargo la imagen que ve Juan no es terrenal, esto es, no mira el Lugar Santo del templo en Jerusalén, sino el del templo celestial, el cual, como la Ley nos enseña, fue usado como modelo por Moisés para erigir el Tabernáculo y posteriormente por Salomón para erigir el Templo.

Las siete fiestas de Israel

En esta serie de artículos hablaremos acerca del significado espiritual que tienen para la Casa de Israel las siete fiestas que nuestros padres celebraban. A continuación los enlaces a cada uno de ellos.


Pascua. Esta era la primera de las siete fiestas en las que el pueblo acudía en peregrinación a Jerusalén. El significado espiritual de la Pascua ha sido cumplido con el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo, cuya carne y cuya sangre nos salvan de la muerte. Ir al artículo >>

Panes sin levadura. Como sabemos, el pan simboliza la Palabra de Dios y a su vez la levadura representa la corrupción, ya sea en las buenas obras o en la enseñanza. A esta fiesta también nuestro Señor le dio cumplimiento pues tanto su testimonio como sus obras y enseñanzas fueron puras y carentes de maldad oculta, ejemplo que igualmente nosotros su pueblo debemos cumplir. Ir al artículo >>

Primicias. En este día se cortaba una gavilla o manojo de cebada perfecta y se llevaba como primicia al Templo, do…

Usos y significados simbólicos del vino

El vino es, por supuesto, el más apreciado producto de la vid, y a lo largo de toda la Palabra, desde el Génesis al Apocalipsis, encontramos numerosas referencias a este producto.

Posiblemente la vid, al igual que la sal y el trigo, han acompañado al hombre desde que éste habitó la tierra. La Palabra nos dice que luego que bajó Noe del arca comenzó a labrar la tierra y plantó una viña (Génesis 9:20), y desafortunadamente con ello llegó también el primer ebrio de la Historia (Génesis 9:21), advirtiéndonos así el cuidado que debemos tener con el vino.

Yo soy la Vid Verdadera. Juan 15:1
Algunos usos del vino en la antigüedad y sus significados espirituales
Por el color, sabor, proceso de elaboración y sobre todo, efectos al organismo, los antiguos atribuyeron al vino profundos significados simbólicos, entre otros el gozo espiritual, la justicia, la sangre, el espíritu, etc.


El vino, con su efecto pasajero, representaba para los hombres de la Biblia, entre otras muchas cosas, la felicidad,…

La casa sobre la Roca: significado de la parábola

Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina. Mateo 7:24-27
Explicación de la parábola de la casa sobre la Roca

Todas las enseñanzas del Señor Jesucristo (Juan 16:29) están expresadas de manera que deban resolverse tal como se resuelve un acertijo: meditando larga y profundamente en ellas.

Las lluvias tempranas y tardías: significado espiritual

Y no dijeron en su corazón: Temamos ahora al Señor Dios nuestro, que da lluvia temprana y tardía en su tiempo, y nos guarda los tiempos establecidos de la siega. Jeremías 5:24
¿Qué son las lluvias tempranas?

En el antiguo Israel, las lluvias tempranas solo duraban unos pocos días, quizá hasta una semana, pero eso era justo el tiempo y la cantidad necesaria de agua que la tierra necesitaba para comenzar a ser arada. Por lo regular eran ligeras, pero el efecto en la tierra de esa primera lluvia del ciclo agrícola era absolutamente milagroso. Gracias a lo nutrido y humedecido que quedaba el suelo, poco más adelante, luego de haberla arado y sembrado correctamente, comenzaban a surgir los primeros brotes tiernos.

La tierra de Israel, endurecida y agrietada por el verano desértico (Jeremías 14:4), ante los asombrados ojos de los hombres, literalmente volvía a la vida. Las lluvias tempranas, eran la más milagrosa y amorosa manifestación Divina de aquellos días (Joel 2:23-24).

Uno araba y el q…

El trigo como símbolo de la iglesia de Cristo

Ya en otros artículos explicamos porqué la CIZAÑA es el símbolo de los falsos cristianos y por su parte la CEBADA es el símbolo de nuestro Señor Jesucristo. En esta ocasión, para finalizar esta corta serie, hablaremos brevemente del TRIGO como símbolo de la iglesia.

Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre EL TRIGO, y se fue. Mateo 13:24-25El campo [de trigo] es el mundo; la buena semilla [de trigo] son los hijos del reino, y la cizaña [entre el trigo] son los hijos del malo. Mateo 13:38Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged EL TRIGO en mi granero. Mateo 13:30

Por qué las ofrendas debían llevar sal

Porque todos serán salados con fuego, y todo sacrificio será salado con sal. Marcos 9:49
La sal como elemento purificador

En un artículo anterior ya hablamos de que uno de los muchos usos de la sal era el ser utilizada para preservar los alimentos. Pero otro de los usos para lo que se le destinaba era el sanitario, esto es, de sanar las heridas, porque los antiguos descubrieron que la sal también actuaba como un potente purificador.

Quizá hayas escuchado alguna vez la frase figurada «echar sal en la herida». Nos viene de esa antigua práctica de limpiar una herida expuesta echándole sal. Desde luego que el tratamiento era doloroso, pero no había nada más efectivo. Gracias a una rápida intervención se evitaba que la herida se extendiera sanándose por completo.

Es precisamente a ese antiguo uso limpiador, que nuestro Señor Jesucristo hace referencia en esta profecía.

Purificación de la ofrenda


Y sazonarás con sal toda ofrenda que presentes, y no harás que falte jamás de tu ofrenda la sal de…

La Siega y la Cosecha como símbolos proféticos

Ya en una entrada anterior habíamos hablado acerca del ciclo agrícola en Israel y su relación con el cumplimiento de la profecía bíblica, en la que explicamos que para comprender mejor y disfrutar más el texto bíblico debemos estar familiarizados con algunos términos agrícolas. Poco a poco iremos abordando estos interesantísimos tópicos sin igual.

Para empezar, diferenciaremos los términos de siega y cosecha; al tiempo que notaremos cómo la Palabra menciona un uso práctico y sobre éste aplica un uso profético.