Ir al contenido principal

La Palabra de Dios, el alimento espiritual por excelencia



La Palabra de Dios es el ÚNICO alimento espiritual que da vida eterna.

Cada alimento mencionado en la Palabra de Dios es un símbolo cuyo significado debemos conocer: el fruto prohibido del Génesis, el maná que caía del cielo, las codornices que codiciaban los israelitas; la cebada, el trigo, la sal, la levadura, el vino, los frutos, el aceite, los peces…



La ley de Moisés, además del fruto del árbol de la Ciencia del Bien y del Mal (Génesis 2:15-17), menciona en Levítico 11 una serie de alimentos prohibidos como el cerdo, la rata, el conejo, etc. los cuales también guardan cada uno en sí mismos un interesantísimo simbolismo que a la brevedad posible nos es necesario abordar, pues es información vital para una vida espiritual saludable.

No solo de pan vivirá el hombre


 …para hacerte saber que no solo de pan vivirá el hombre. Deuteronomio 8:3


La Palabra de Dios enseña que no solo debemos alimentar el cuerpo físico, sino que también nuestro ser interior necesita alimentarse. Pero el alimento que necesita nuestro ser interior es diferente al físico, que entra por la boca, pues al ser espiritual -como lo veremos más adelante- ha de entrar por el oído.

Así como nuestro cuerpo físico requiere buen alimento, también nuestro ser interior necesita alimentarse correctamente. Si no comemos a nuestras horas comenzamos a desfallecer y no estamos listos para los desafíos que la cada vez más exigente vida cotidiana nos presenta.

De la misma manera, sin el alimento espiritual sano, nuestro ser interior desfallece y cuando viene la prueba, caemos en tentación.



Alimento espiritual chatarra

Asimismo, como tampoco es bueno comer comida chatarra en la calle y a toda hora, pues nuestro cuerpo al estar mal alimentado enferma. Tampoco debemos ni acercarnos a comer de la porquería de alimento espiritual defectuoso y lleno de inmundicias que ofrecen los falsos profetas, que además de ser caro es malo.

Solo basta saber cómo se expresa nuestro Señor de las enseñanzas de los falsos profetas que son inmundas y abominables (En parte a ellos se refiere el capítulo de Levítico 11 que ya mencioné atrás).
…toda mesa está llena de vómito. Isaías 28:8


Acostumbrarse a comer de las suciedades que sirven los falsos profetas es tan mortal como comer diariamente para desayuno, comida y cena, hamburguesas y pizzas grasosas elaboradas con las manos sin lavar, llenas de pelos y todo tipo de secreciones de quien las cocinó; y visitadas por asquerosos animalejos aborrecibles (no exagero, la bendita ley de Moisés nos muestra que así de abominables son sus enseñanzas de ellos, ya lo verán cuando estudiemos a los chefs de la antigüedad que son los levitas).


La importancia de alimentarse sanamente

Si comemos alimentos dañinos, a la larga nuestro cuerpo engorda y nos exponemos a los infartos o enfermedades como la diabetes; se nos pican los dientes, se nos infecta el intestino, etc.

Pues así como tenemos cuidado al alimentarnos físicamente debemos ser exigentes para la comida que nos alimenta el espíritu. También debemos tomar el buen hábito de comer alimento espiritual sano y limpio.


El alimento espiritual sano

En resumen, la Palabra de Dios nos enseña que existen dos clases de alimento espiritual: el sano y el que mata. Por supuesto la Palabra de Dios nos insta a tomar el alimento espiritual puro y sin levadura que de Ella misma emana y que además, a diferencia del que ofrecen los falsos profetas, es gratuito y sano, pues da vida eterna:

A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche. ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura. Inclinad vuestro oído, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David. Isaías 55:1-3

Como ya dijimos, este pasaje nos muestra que a diferencia del alimento físico, el alimento espiritual sano, limpio y gratuito entra por los oídos, pero igual va para adentro y nos nutre y fortalece.

Chefs y comensales

La Palabra de Dios también nos enseña que tanto los que preparan el alimento espiritual, como los que lo comen deben ser exigentes. No está nada mal que los maestros de la Palabra profundicen en las ordenanzas a los levitas quienes servían en el altar. Ordenanzas que por cierto hoy día aplican los modernos chefs, como lavarse las manos, usar gorro, bata, etc., y que también, por supuesto, como todo rito, tienen implícito un significado espiritual.

Todos sabemos lo exigentes que son en su alimentación aquellos judíos obedientes a la ley de Moisés. Nosotros los cristianos, que de la ley de Moisés solo debemos extraer su significado espiritual, necesitamos ser igualmente exigentes en nuestra alimentación espiritual. 

No es que debamos abstenernos de comer cerdo o conejo (Marcos 7: 19 / Hechos 15:1-24). Sino debemos abstenernos de comer el alimento espiritual inmundo que esos animales representan (Marcos 7:18-23) (Al final de esta entrada dejo el enlace del artículo titulado "Los alimentos prohibidos" en el que ahondamos un poco más en esto).


Así que la Palabra de Dios no solo exige que los alimentos espirituales que se llevan al pueblo sean preparados con amor, excelencia y limpieza, sino también requiere de los comensales espirituales desarrollar buen gusto por la comida; que seamos más exigentes en lo que nos llevamos al corazón y evitar en lo posible comer alimento malo; hacerle gestos al alimento espiritual sucio, mosqueado y lleno de inmundicias de los falsos profetas.


Fueron halladas tus palabras, y yo las comí; y tu palabra me fue por gozo y por alegría de mi corazón; porque tu nombre se invocó sobre mí, oh Señor Dios de los ejércitos. Jeremías 15:16
Me dijo: Hijo de hombre, come lo que hallas; come este rollo, y ve y habla a la casa de Israel. Y abrí mi boca, y me hizo comer aquel rollo. Y me dijo: Hijo de hombre, alimenta tu vientre, y llena tus entrañas de este rollo que yo te doy. Y lo comí, y fue en mi boca dulce como miel. Ezequiel 3:1-3
Él respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Mateo 4:4

Simbolismo de los alimentos

La Palabra de Dios es alimento espiritual que da vida eterna. En esta serie de artículos hablamos brevemente del simbolismo que tienen algunos alimentos en la Palabra y el significado que guardan para nosotros.

  1. Simbolismo de la cizaña: los falsos cristianos
  2. La cebada como símbolo del Señor Jesucristo
  3. El trigo como símbolo de la iglesia 
  4. Usos y significados simbólicos del aceite
  5. Significado espiritual de Getsemaní
  6. Usos y significados simbólicos del vino
  7. La sal y el perdón
  8. Simbolismo de la sal
  9. Simbolismos de la sal, la miel y la levadura
  10. La levadura y la maldad
  11. Los alimentos prohibidos
  12. La Palabra, el alimento espiritual por excelencia
  13. Llevando a otros el Alimento Espiritual

Tal vez también te interese:

La sal: significado espiritual

Conocer los usos que antiguamente se le daba a la sal es fundamental para entender su significado bíblico. Por ello en este artículo comenzaremos mencionando las principales formas en las que se utilizaba este importante elemento en tiempos de la Biblia y luego hablaremos de su significado simbólico o espiritual.
El uso de la sal en la antigüedad

Hoy en día pensamos en la sal solo como un sazonador para nuestros alimentos, pero en la antigüedad la sal tenía más de 14.000 usos. A lo largo de la Historia, la sal ha sido utilizada para casi todo, desde derretir hielo hasta relajar los músculos.
Los antiguos se dieron cuenta que la vida no podía existir sin la sal, por lo que llegó a utilizarse como moneda y hasta provocó guerras.

Las siete fiestas de Israel

En esta serie de artículos hablaremos acerca del significado espiritual que tienen para la Casa de Israel las siete fiestas que nuestros padres celebraban. A continuación los enlaces a cada uno de ellos.


Pascua. Es la primera de las siete fiestas en las que el pueblo acudía a Jerusalén, fiestas que anuncian el cumplimiento glorioso de las profecías del Mesías. El cumplimiento del significado espiritual de la Pascua es el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo, cuya carne y cuya sangre nos salvan de la muerte. Ir al artículo >>

Panes sin levadura. El cumplimiento espiritual o esencial de la Fiesta de los panes sin levadura lo encontramos abundantemente por toda la Palabra. Aquí vamos a analizar solo unos cuantos de esos pasajes. Primeramente, mencionaremos el cumplimiento que nuestro Señor Jesucristo dio a esta fiesta y después el que nosotros, su iglesia, que como el cuerpo de Cristo que somos también le damos. Ir al artículo >>

Primicias. En este día -posterior a la Fiesta …

Usos y significados simbólicos del aceite

El aceite de oliva para los hombres de tiempos bíblicos

Para los antiguos el aceite de oliva era el más apreciado de todos los aceites, por lo que le atribuían un significado simbólico Divino.

En tiempos bíblicos, el aceite se usaba, entre otras cosas, como:
 - Combustible para las lámparas  - Medicamento  - Jabón de aseo personal  - Elemento ceremonial  - Ingrediente en la elaboración de alimentos

Por todo lo anterior, el aceite puro de oliva es también símbolo del Espíritu Santo. A continuación, hablaremos brevemente de sus usos en tiempos bíblicos y al mismo tiempo entenderemos los atributos del Espíritu Santo.

El Candelabro: significado simbólico

Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro...Apocalipsis 1:12
Los siete candeleros conforman el candelabro de siete brazos del Lugar Santo. Sin embargo la imagen que ve Juan no es terrenal, esto es, no mira el Lugar Santo del templo en Jerusalén, sino el del templo celestial, el cual, como la Ley nos enseña, fue usado como modelo por Moisés para erigir el Tabernáculo y posteriormente por Salomón para erigir el Templo.

Usos y significados simbólicos del vino

Algunos usos del vino en la antigüedad y sus significados espirituales
Yo soy la vid verdadera. Juan 15:1
Posiblemente la vid, al igual que la sal y el trigo, han acompañado al hombre desde que éste habitó la tierra.

La Palabra nos dice que luego que bajó Noe del arca comenzó a labrar la tierra y plantó una viña (Génesis 9:20), y desafortunadamente con ello llegó también el primer ebrio de la Historia (Génesis 9:21), advirtiéndonos así el cuidado que debemos tener con el vino.
El vino es, por supuesto, el más apreciado producto de la vid, y a lo largo de toda la Palabra, desde el Génesis al Apocalipsis, encontramos numerosas referencias a él.


Por el color, sabor, proceso de elaboración y sobre todo, efectos al organismo, los antiguos atribuyeron al vino profundos significados simbólicos, entre otros el gozo espiritual, la justicia, la sangre, el espíritu, etc.

El vino, con su efecto pasajero, representaba para los hombres de la Biblia, entre otras muchas cosas, la felicidad, el consuel…