Ir al contenido principal

¿Cuales son los tipos de prueba y qué propósito tienen?



Los tres tipos de prueba y su propósito

Ya en una entrada anterior habíamos hablado sobre el propósito de las pruebas en nuestra vida cristiana. Esta vez vamos a matizar acerca de las tres maneras en las que vendrá la prueba: aflicción, engaño y tentación.

La porción de la Palabra que vamos a estudiar está en Mateo 4:1-11



1er. tipo de prueba: la Aflicción

Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo.

Como ya sabemos, la aflicción perfecciona (Hebreos 2:10 / Hebreos 5:8-9) y así como el Espíritu Santo llevó al Señor a ser probado, también estará con nosotros a la hora de la prueba (1 Corintios 10:13). El desierto representa esta vida, donde nuestra fe debe ser probada y perfeccionada antes de ir al cielo (1 Pedro 1: 4-7). Sin embargo, el pasaje nos recuerda que Dios no tienta a nadie (Santiago 1:13), sino que es el diablo quien se encarga de probarnos aprovechando nuestras debilidades (Santiago 1: 14-16).

Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre.

Los israelitas permanecieron en el desierto cuarenta años, y al igual que nosotros, ellos también fueron probados de estas tres maneras (1 Corintios 10:1-13) con exactamente el mismo propósito.



Así que los cuarenta días que permaneció el Señor en el desierto, y los cuarenta años que permaneció Israel también en éste, representan nuestra estancia en esta vida, en la antesala a la Tierra Prometida (Hebreos 4:8-9).

En el lenguaje bíblico tener hambre, o sea ayunar, significa estar afligido (Deuteronomio 8:3 / Levítico 16:29). Porque la alegría de la vida en aquel entonces era comer y beber (Eclesiastés 8:15 / Lucas 12:19). El tener hambre, en lenguaje bíblico es padecer necesidad. Así que cuando padezcamos necesidad el diablo, tengámoslo por seguro, acudirá ante nosotros para aprovechar ese momento en el que estamos vulnerables.

Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan. El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

Al estar en esta vida corremos siempre el peligro, debido a los afanes de este mundo, de perder de vista las únicas cosas que valen la pena, las cosas espirituales, que por ser eternas podremos disfrutar para siempre (2 Corintios 4:18 / Mateo 6:19-21). El diablo quería distraer a Jesucristo para que perdiera de vista precisamente esas cosas espirituales a fin de atender su necesidad primordial: satisfacer su hambre física. Pero El Señor, aunque tenía hambre física, nunca perdió de vista que también hay hambre de alimento espiritual y ese es el alimento que hay que buscar primero (Juan 6:27 / Mateo 6:33).

2do. tipo de prueba: el Engaño

Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y, En sus manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra. Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios.

El diablo conoce la Palabra, la cita y le da una interpretación siempre torcida para que nosotros desviemos el camino y nos extraviemos. Así es como nuestro enemigo prueba el conocimiento y obediencia que tengamos de la Palabra. Pero también, así como El Señor le contestó con la propia Palabra: “no pondrás a prueba al Señor” (Deuteronomio 6:16), nosotros igualmente debemos encontrar en la propia Palabra defensa para desarmar sus argumentos falaces. Hay que decir que también se valdrá de sus falsos ministros para engañarnos (Romanos 16:17-18 / 2 Corintios 11:13 / 2 Pedro 2:1-3 /1 Juan 4:1).

3er. tipo de prueba: la Tentación

Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares. Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían.

El diablo está dispuesto a compartir de lo suyo (Lucas 4:6), no por amor desinteresado, sino a cambio de que le obedezcamos.

El diablo no pierde su tiempo, porque le queda poco (Apocalipsis 12:12), así que si no puede con nosotros se aparta un tiempo (Lucas 4:13 / Santiago 4:7). Pero si no pasamos la prueba, Satanás se quedará muy cerca, para tratar de hacernos instrumentos suyos... (Hechos 20:30).

No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal. Romanos 12:21

Entradas relacionadas:

· La prueba del oro: ¿Porqué padecemos los hijos de Dios?

Foto cortesía de Nancy Violeta Velez

Tal vez también te interese:

La sal: significado espiritual

Conocer los usos que antiguamente se le daba a la sal es fundamental para entender su significado bíblico. Por ello en este artículo comenzaremos mencionando las principales formas en las que se utilizaba este importante elemento en tiempos de la Biblia y luego hablaremos de su significado simbólico o espiritual.
El uso de la sal en la antigüedad

Hoy en día pensamos en la sal solo como un sazonador para nuestros alimentos, pero en la antigüedad la sal tenía más de 14.000 usos. A lo largo de la Historia, la sal ha sido utilizada para casi todo, desde derretir hielo hasta relajar los músculos.
Los antiguos se dieron cuenta que la vida no podía existir sin la sal, por lo que llegó a utilizarse como moneda y hasta provocó guerras.

Las siete fiestas de Israel

En esta serie de artículos hablaremos acerca del significado espiritual que tienen para la Casa de Israel las siete fiestas que nuestros padres celebraban. A continuación los enlaces a cada uno de ellos.


Pascua. Es la primera de las siete fiestas en las que el pueblo acudía a Jerusalén, fiestas que anuncian el cumplimiento glorioso de las profecías del Mesías. El cumplimiento del significado espiritual de la Pascua es el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo, cuya carne y cuya sangre nos salvan de la muerte. Ir al artículo >>

Panes sin levadura. El cumplimiento espiritual o esencial de la Fiesta de los panes sin levadura lo encontramos abundantemente por toda la Palabra. Aquí vamos a analizar solo unos cuantos de esos pasajes. Primeramente, mencionaremos el cumplimiento que nuestro Señor Jesucristo dio a esta fiesta y después el que nosotros, su iglesia, que como el cuerpo de Cristo que somos también le damos. Ir al artículo >>

Primicias. En este día -posterior a la Fiesta …

Usos y significados simbólicos del aceite

El aceite de oliva para los hombres de tiempos bíblicos

Para los antiguos el aceite de oliva era el más apreciado de todos los aceites, por lo que le atribuían un significado simbólico Divino.

En tiempos bíblicos, el aceite se usaba, entre otras cosas, como:
 - Combustible para las lámparas  - Medicamento  - Jabón de aseo personal  - Elemento ceremonial  - Ingrediente en la elaboración de alimentos

Por todo lo anterior, el aceite puro de oliva es también símbolo del Espíritu Santo. A continuación, hablaremos brevemente de sus usos en tiempos bíblicos y al mismo tiempo entenderemos los atributos del Espíritu Santo.

El Candelabro: significado simbólico

Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro...Apocalipsis 1:12
Los siete candeleros conforman el candelabro de siete brazos del Lugar Santo. Sin embargo la imagen que ve Juan no es terrenal, esto es, no mira el Lugar Santo del templo en Jerusalén, sino el del templo celestial, el cual, como la Ley nos enseña, fue usado como modelo por Moisés para erigir el Tabernáculo y posteriormente por Salomón para erigir el Templo.

Usos y significados simbólicos del vino

Algunos usos del vino en la antigüedad y sus significados espirituales
Yo soy la vid verdadera. Juan 15:1
Posiblemente la vid, al igual que la sal y el trigo, han acompañado al hombre desde que éste habitó la tierra.

La Palabra nos dice que luego que bajó Noe del arca comenzó a labrar la tierra y plantó una viña (Génesis 9:20), y desafortunadamente con ello llegó también el primer ebrio de la Historia (Génesis 9:21), advirtiéndonos así el cuidado que debemos tener con el vino.
El vino es, por supuesto, el más apreciado producto de la vid, y a lo largo de toda la Palabra, desde el Génesis al Apocalipsis, encontramos numerosas referencias a él.


Por el color, sabor, proceso de elaboración y sobre todo, efectos al organismo, los antiguos atribuyeron al vino profundos significados simbólicos, entre otros el gozo espiritual, la justicia, la sangre, el espíritu, etc.

El vino, con su efecto pasajero, representaba para los hombres de la Biblia, entre otras muchas cosas, la felicidad, el consuel…