Ir al contenido principal

Levitas: la enseñanza literal de la Ley


Cuando se lee al pueblo la Palabra de Dios

En la entrada anterior, hablamos brevemente del papel que en el antiguo Israel tenían tanto levitas como profetas en la enseñanza de la Palabra al pueblo. En esta ocasión nos extenderemos un poco más en el trabajo que llevaban a cabo los levitas, y en la siguiente hablaremos del de los profetas.

La Palabra de Dios esta escrita para ser leída en voz alta al pueblo. El efecto sobrenatural de esta acción se puede ver en el libro de Nehemías.

Y los levitas Jesúa, Bani, Serebías, Jamín, Acub, Sabetai, Hodías, Maasías, Kelita, Azarías, Jozabed, Hanán y Pelaía, hacían entender al pueblo la ley; y el pueblo estaba atento en su lugar. Y leían en el libro de la ley de Dios claramente, y ponían el sentido, de modo que entendiesen la lectura. Nehemías 8:7-8

En este pasaje, el pueblo judío había regresado de su cautiverio en Babilonia (entre el 500 y el 400 a.C., aprox. ). Casi todos los judíos que llegaron de Babilonia habían nacido y se habían criado ahí, por lo que ya no tenían al hebreo como su idioma. Esta era la razón por la cual no entendían la Ley que se les estaba leyendo en voz alta, pues estaba escrita en hebreo. Pero los levitas, quienes sí habían conservado su conocimiento del hebreo y por lo tanto eran bilingües, traducían al pueblo del hebreo al arameo. A eso se refiere el pasaje cuando dice que «ponían el sentido, de modo que entendiesen la lectura»

Y Nehemías el gobernador, y el sacerdote Esdras, escriba, y los levitas que hacían entender al pueblo, dijeron a todo el pueblo: Día santo es a El Señor nuestro Dios; no os entristezcáis, ni lloréis; porque todo el pueblo lloraba oyendo las palabras de la ley. Nehemías 8:9

Lloraban porque se dieron cuenta que, 800 años antes, la ley de Moisés había profetizado justamente lo que a ellos les había venido sucediendo (Deuteronomio 28:47-58 / Deuteronomio 31:16-21), pues debido a su desobediencia, Judá fue conquistada, el templo en Jerusalén destruido, y el pueblo judío llevado cautivo a Babilonia (2 Crónicas 36: 14-23).

https://samuelbarruecos.blogspot.com/2010/09/jesucristo-es-la-palabra-de-dios.html

Al ser leída en voz alta entre la asamblea, la Palabra de Dios hizo su efecto sobrenatural: Aquellos hombres comprendieron que Dios estaba entablando un diálogo con ellos, mediante el cual, les estaba haciendo entender que, por su forma de conducirse, estaban lejos de Él.

Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte. 2 Corintios 7:10

Cuando entendemos que nuestras acciones nos han alejado de Dios, nos entristecemos. Sin embargo, es una tristeza necesaria (2 Corintios 7:10), pues provoca en nosotros el ferviente deseo de pedir perdón y cambiar, para volver a poder estar en comunión con nuestro Padre en el cielo.

Luego les dijo: Id, comed grosuras, y bebed vino dulce, y enviad porciones a los que no tienen nada preparado; porque día santo es a nuestro Señor; no os entristezcáis, porque el gozo de Dios es vuestra fuerza. Los levitas, pues, hacían callar a todo el pueblo, diciendo: Callad, porque es día santo, y no os entristezcáis. Y todo el pueblo se fue a comer y a beber, y a obsequiar porciones, y a gozar de grande alegría, porque habían entendido las palabras que les habían enseñado. Nehemías 8:10-12


Nehemías, Esdras y los levitas, instruyeron al pueblo para que no dejaran en mera tristeza y llanto su entendimiento del pecado. Sino en gozo, pues si bien el pecado nos aleja de Dios, el perdón y el arrepentiemiento nos vuelven a acercar a Él. Arrepentirse es cambiar nuestro modo de pensar, pues cambiando nuestro modo de pensar cambiamos nuestras acciones.

Por su propia maldad, el pueblo había elegido vivir bajo el engaño de los falsos profetas (Jeremías 23:9-40) despreciando, escarneciendo y asesinando a los profetas que Dios les enviaba (2 Crónicas 36:15-16). Fue esa actitud la que dirigió las acciones del pueblo en la dirección contraria a Dios, y como consecuencia el reino de Judá había caido en cautiverio. Pero ahora los judíos estaban de regreso, Dios les estaba dando una nueva oportunidad para oír su Palabra y entender dónde había estado su falta; pedir perdón y arrepentirse cambiando su forma de ser y actuar:

Al día siguiente se reunieron los cabezas de las familias de todo el pueblo, sacerdotes y levitas, a Esdras el escriba, para entender las palabras de la ley. Y hallaron escrito en la ley que El Señor había mandado por mano de Moisés, que habitasen los hijos de Israel en tabernáculos en la fiesta solemne del mes séptimo; y que hiciesen saber, y pasar pregón por todas sus ciudades y por Jerusalén, diciendo: Salid al monte, y traed ramas de olivo, de olivo silvestre, de arrayán, de palmeras y de todo árbol frondoso, para hacer tabernáculos, como está escrito. Salió, pues, el pueblo, y trajeron ramas e hicieron tabernáculos, cada uno sobre su terrado, en sus patios, en los patios de la casa de Dios, en la plaza de la puerta de las Aguas, y en la plaza de la puerta de Efraín. Y toda la congregación que volvió de la cautividad hizo tabernáculos, y en tabernáculos habitó; porque desde los días de Josué hijo de Nun hasta aquel día, no habían hecho así los hijos de Israel. Y hubo alegría muy grande. Y leyó Esdras en el libro de la ley de Dios cada día, desde el primer día hasta el último; e hicieron la fiesta solemne por siete días, y el octavo día fue de solemne asamblea, según el rito. Nehemías 8:13-18

Fue la lectura en voz alta lo que hizo comprender a aquellos hombres que habían estado viviendo en desobediencia a la Palabra de Dios. Pero fue también la oportuna y correcta instrucción de los levitas y demás hombres de Dios, lo que ayudó a entender al pueblo que todos podemos volver a la presencia del Padre simplemente pidiendo perdón y cambiando nuestras acciones, esto es, arrepintiéndonos.

Igualmente, la lectura de la Palabra en voz alta permitirá que Dios, mediante su Santo Espíritu (Juan 16:8), lleve al pueblo a tomar conciencia de su pecado; mientras que la oportuna y correcta intervención de los hombres de Dios, guiarán a la congregación al arrepentimiento.


Este artículo pertenece a la serie
PROFETAS Y LEVITAS EN LA ENSEÑANZA:

  1. Levitas y profetas: la enseñanza literal y espiritual de la Ley 
  2. Levitas: la enseñanza literal de la Ley [es este mismo artículo, en el que estás.]
  3. Profetas: la enseñanza espiritual de la Ley 
  4. Falsos profetas: la enseñanza torcida y errada de la Ley 

Tal vez también te interese:

La sal: significado espiritual

Conocer los usos que antiguamente se le daba a la sal es fundamental para entender su significado bíblico. Por ello en este artículo comenzaremos mencionando las principales formas en las que se utilizaba este importante elemento en tiempos de la Biblia y luego hablaremos de su significado simbólico o espiritual.
El uso de la sal en la antigüedad

Hoy en día pensamos en la sal solo como un sazonador para nuestros alimentos, pero en la antigüedad la sal tenía más de 14.000 usos. A lo largo de la Historia, la sal ha sido utilizada para casi todo, desde derretir hielo hasta relajar los músculos.
Los antiguos se dieron cuenta que la vida no podía existir sin la sal, por lo que llegó a utilizarse como moneda y hasta provocó guerras.

Las siete fiestas de Israel

En esta serie de artículos hablaremos acerca del significado espiritual que tienen para la Casa de Israel las siete fiestas que nuestros padres celebraban. A continuación los enlaces a cada uno de ellos.


Pascua. Es la primera de las siete fiestas en las que el pueblo acudía a Jerusalén, fiestas que anuncian el cumplimiento glorioso de las profecías del Mesías. El cumplimiento del significado espiritual de la Pascua es el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo, cuya carne y cuya sangre nos salvan de la muerte. Ir al artículo >>

Panes sin levadura. El cumplimiento espiritual o esencial de la Fiesta de los panes sin levadura lo encontramos abundantemente por toda la Palabra. Aquí vamos a analizar solo unos cuantos de esos pasajes. Primeramente, mencionaremos el cumplimiento que nuestro Señor Jesucristo dio a esta fiesta y después el que nosotros, su iglesia, que como el cuerpo de Cristo que somos también le damos. Ir al artículo >>

Primicias. En este día -posterior a la Fiesta …

Usos y significados simbólicos del aceite

El aceite de oliva para los hombres de tiempos bíblicos

Para los antiguos el aceite de oliva era el más apreciado de todos los aceites, por lo que le atribuían un significado simbólico Divino.

En tiempos bíblicos, el aceite se usaba, entre otras cosas, como:
 - Combustible para las lámparas  - Medicamento  - Jabón de aseo personal  - Elemento ceremonial  - Ingrediente en la elaboración de alimentos

Por todo lo anterior, el aceite puro de oliva es también símbolo del Espíritu Santo. A continuación, hablaremos brevemente de sus usos en tiempos bíblicos y al mismo tiempo entenderemos los atributos del Espíritu Santo.

El Candelabro: significado simbólico

Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro...Apocalipsis 1:12
Los siete candeleros conforman el candelabro de siete brazos del Lugar Santo. Sin embargo la imagen que ve Juan no es terrenal, esto es, no mira el Lugar Santo del templo en Jerusalén, sino el del templo celestial, el cual, como la Ley nos enseña, fue usado como modelo por Moisés para erigir el Tabernáculo y posteriormente por Salomón para erigir el Templo.

Usos y significados simbólicos del vino

Algunos usos del vino en la antigüedad y sus significados espirituales
Yo soy la vid verdadera. Juan 15:1
Posiblemente la vid, al igual que la sal y el trigo, han acompañado al hombre desde que éste habitó la tierra.

La Palabra nos dice que luego que bajó Noe del arca comenzó a labrar la tierra y plantó una viña (Génesis 9:20), y desafortunadamente con ello llegó también el primer ebrio de la Historia (Génesis 9:21), advirtiéndonos así el cuidado que debemos tener con el vino.
El vino es, por supuesto, el más apreciado producto de la vid, y a lo largo de toda la Palabra, desde el Génesis al Apocalipsis, encontramos numerosas referencias a él.


Por el color, sabor, proceso de elaboración y sobre todo, efectos al organismo, los antiguos atribuyeron al vino profundos significados simbólicos, entre otros el gozo espiritual, la justicia, la sangre, el espíritu, etc.

El vino, con su efecto pasajero, representaba para los hombres de la Biblia, entre otras muchas cosas, la felicidad, el consuel…