Ir al contenido principal

Los tiempos del ciclo agrícola en la tierra de Israel


Porque El Señor tu Dios te introduce en la buena tierra, tierra de arroyos, de aguas, de fuentes y de manantiales, que brotan en vegas y montes; tierra de trigo y cebada, de vides, higueras y granados; tierra de olivos, de aceite y de miel; tierra en la cual no comerás el pan con escasez, ni te faltará nada en ella; tierra cuyas piedras son hierro, y de cuyos montes sacarás cobre. Y comerás y te saciarás, y bendecirás a El Señor tu Dios por la buena tierra que te habrá dado. Deuteronomio 8:7-10

Para una mejor comprensión de la Palabra de Dios, la cual de principio a fin a propósito está expresada en sencillos términos agrícolas, reanudaremos nuestra pequeña aportación, en esta ocasión, a la explicación de los tiempos del ciclo agrícola en Israel.

El clima, del cual dependía el ciclo agrícola en la tierra de Israel, se dividía en dos etapas, la estación lluviosa y la seca.

Ambas, tanto la estación lluviosa como la seca, a su vez estaban subdivididas en tres partes cada una.


La estación lluviosa estaba conformada por lluvias tempranas, lluvias torrenciales y lluvias tardías. Por su parte la estación seca la formaban, la siega, el verano y la cosecha. A continuación vamos a hablar un poco en estos puntos.


LA ESTACIÓN LLUVIOSA:

    1.- Lluvias tempranas
    2.- Lluvias torrenciales
    3.- Lluvias tardías

1.- Lluvias tempranas | Jeremías 5:24

Llegaban entre septiembre y octubre. Se llamaban así porque con esas primeras lluvias se daba inicio al ciclo agrícola. Solo duraban unos días, quizá hasta una semana. Su importancia era vital, pues preparaban el terreno para ser sembrado. Eran ligeras y les precedían fuertes vientos y descenso en la temperatura.

2.- Lluvias torrenciales | Esdras 10:9

Llegaban entre noviembre y diciembre. Ya para diciembre o enero estás lluvias se volvían verdaderamente frías y copiosas. El terreno las absorbía manteniéndose en el subsuelo para luego fluir en forma de manantiales. En lo más intenso del descenso de la temperatura, en Jerusalén y sus alrededores incluso estas lluvias se presentaban en forma de nieve.

3.- Lluvias tardías | Proverbios 16:15

Entre enero y febrero, o incluso a veces hasta los primeros días de marzo, se presentaban las lluvias tardías, que cerraban la estación lluviosa y servían para completar la maduración de los granos como el trigo y la cebada, entre otros. Estas lluvias eran leves y se alternaban con días de sol.


LA ESTACIÓN SECA:

    1.- La siega
    2.- El verano
    3.- La cosecha

1.- La siega | Rut 2:23

Sucedía entre marzo y abril. Se cortaban las espigas de cereal, principalmente cebada y trigo, aunque también había otros, como el centeno.

2.- El verano | Jeremías 8:20 / Mateo 3:12 / Mateo 24:32

Sucedía entre mayo y junio. Durante el verano se trillaban las espigas, las cuales, una vez trituradas, eran arrojadas al viento llevándose éste la paja separándola así del grano, que por su mayor peso caía en el suelo. Una vez hecho esto se procedía a limpiar cuidadosamente el grano obtenido para luego almacenarlo. La paja resultante simplemente era quemada.

3.- La cosecha | Éxodo 23:16

Sucedía entre julio y agosto. Se recogían de las plantas y los árboles los frutos dulces como el dátil, el higo, la manzana y los granados. También era época de olivas (aceitunas) y uvas, con las que se elaboraban el aceite y el vino, respectivamente.

En función a nuestros meses

Visto de otra manera, si adecuamos el ciclo agrícola en función a nuestros meses quedaría una tabla más o menos así:

    septiembre - octubre:  lluvias tempranas
    noviembre - diciembre:  lluvias torrenciales
    enero - febrero:  lluvias tardías
    marzo - abril:  siega
    mayo - junio:  verano y trilla
    julio - agosto:  cosecha

Todo esto en el entendido, claro está, de que en asuntos del clima no hay absolutos. Por lo que esta tabla es solo para darnos una idea de cómo se sucedían los tiempos en el ciclo agrícola de la tierra santa. De ninguna manera hay que pensar que los tiempos todos los años se cumplían puntualmente acorde a mi tabla, pues el inicio del ciclo dependía enteramente de las lluvias que a veces, como ya dijimos arriba, se retardaban más de la cuenta (Amós 4:7 / Hageo 1:10), e incluso no llegaban (1 Reyes 17:1-7).

Para ir a otros artículos relacionados con éste, hacer clic en el título:

· La cuenta de los meses
· La siega y la cosecha como símbolos proféticos
· Ciclo agrícola y profecía
· La alimentación del pueblo israelita

Para consultar (enlace externo):

· Agricultura en Israel - Israel Ministry of Foreign Affairs

Tal vez también te interese:

La sal: significado espiritual

Conocer los usos que antiguamente se le daba a la sal es fundamental para entender su significado bíblico. Por ello en este artículo comenzaremos mencionando las principales formas en las que se utilizaba este importante elemento en tiempos de la Biblia y luego hablaremos de su significado simbólico o espiritual.
El uso de la sal en la antigüedad

Hoy en día pensamos en la sal solo como un sazonador para nuestros alimentos, pero en la antigüedad la sal tenía más de 14.000 usos. A lo largo de la Historia, la sal ha sido utilizada para casi todo, desde derretir hielo hasta relajar los músculos.
Los antiguos se dieron cuenta que la vida no podía existir sin la sal, por lo que llegó a utilizarse como moneda y hasta provocó guerras.

Las siete fiestas de Israel

En esta serie de artículos hablaremos acerca del significado espiritual que tienen para la Casa de Israel las siete fiestas que nuestros padres celebraban. A continuación los enlaces a cada uno de ellos.


Pascua. Es la primera de las siete fiestas en las que el pueblo acudía a Jerusalén, fiestas que anuncian el cumplimiento glorioso de las profecías del Mesías. El cumplimiento del significado espiritual de la Pascua es el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo, cuya carne y cuya sangre nos salvan de la muerte. Ir al artículo >>

Panes sin levadura. El cumplimiento espiritual o esencial de la Fiesta de los panes sin levadura lo encontramos abundantemente por toda la Palabra. Aquí vamos a analizar solo unos cuantos de esos pasajes. Primeramente, mencionaremos el cumplimiento que nuestro Señor Jesucristo dio a esta fiesta y después el que nosotros, su iglesia, que como el cuerpo de Cristo que somos también le damos. Ir al artículo >>

Primicias. En este día -posterior a la Fiesta …

Usos y significados simbólicos del aceite

El aceite de oliva para los hombres de tiempos bíblicos

Para los antiguos el aceite de oliva era el más apreciado de todos los aceites, por lo que le atribuían un significado simbólico Divino.

En tiempos bíblicos, el aceite se usaba, entre otras cosas, como:
 - Combustible para las lámparas  - Medicamento  - Jabón de aseo personal  - Elemento ceremonial  - Ingrediente en la elaboración de alimentos

Por todo lo anterior, el aceite puro de oliva es también símbolo del Espíritu Santo. A continuación, hablaremos brevemente de sus usos en tiempos bíblicos y al mismo tiempo entenderemos los atributos del Espíritu Santo.

El Candelabro: significado simbólico

Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro...Apocalipsis 1:12
Los siete candeleros conforman el candelabro de siete brazos del Lugar Santo. Sin embargo la imagen que ve Juan no es terrenal, esto es, no mira el Lugar Santo del templo en Jerusalén, sino el del templo celestial, el cual, como la Ley nos enseña, fue usado como modelo por Moisés para erigir el Tabernáculo y posteriormente por Salomón para erigir el Templo.

Usos y significados simbólicos del vino

Algunos usos del vino en la antigüedad y sus significados espirituales
Yo soy la vid verdadera. Juan 15:1
Posiblemente la vid, al igual que la sal y el trigo, han acompañado al hombre desde que éste habitó la tierra.

La Palabra nos dice que luego que bajó Noe del arca comenzó a labrar la tierra y plantó una viña (Génesis 9:20), y desafortunadamente con ello llegó también el primer ebrio de la Historia (Génesis 9:21), advirtiéndonos así el cuidado que debemos tener con el vino.
El vino es, por supuesto, el más apreciado producto de la vid, y a lo largo de toda la Palabra, desde el Génesis al Apocalipsis, encontramos numerosas referencias a él.


Por el color, sabor, proceso de elaboración y sobre todo, efectos al organismo, los antiguos atribuyeron al vino profundos significados simbólicos, entre otros el gozo espiritual, la justicia, la sangre, el espíritu, etc.

El vino, con su efecto pasajero, representaba para los hombres de la Biblia, entre otras muchas cosas, la felicidad, el consuel…