En busca de Jesús de Nazaret: las últimas horas


PARTE I: 13 DE AVIV.

En esta corta serie de artículos trataremos de establecer -acorde al calendario judío y las tradiciones de aquella época- no solo el día en el que El Señor celebró aquella última cena antes de su arresto y crucifixión, sino también los días que pasó en el sepulcro y aquellos en los que resucitó y se encontró con las mujeres y los discípulos.

Como ya anticipamos, esta emocionante búsqueda la haremos comparando los textos de los evangelios con algunas costumbres de la época. Aquí nuestra propuesta:

13 de Aviv: ¿El día que murió Jesucristo?

En la tradición judía, este importantísimo día -13 de Aviv- formaba parte de la liturgia de Pascua y Panes sin levadura (Marcos 14:12), y es -a nuestro modo de ver- que quizá por desconocer este simple hecho, que en nuestros días haya tanta confusión al tratar de extraer de los evangelios la cronología de los acontecimeintos que a todos nos conciernen.

A continuación elaboramos una propuesta de lo que pensamos fueron las últimas horas de Jesucristo, Hijo de Dios, como Siervo sufriente (*).

Acorde a la tradición judía, por aquellos tiempos los primeros doce días del mes de Aviv (Nisán) eran considerados «días de hacer el bien» (singular: Iom Tov / plural: Yamim Tovim). En tales días no se podía tomar los alimentos sin antes compartir con los pobres. Por ello, cuando Judas salió de la cena, los discípulos pensaban que Jesucristo -tal como seguramente lo habían hecho los doce días anteriores- le había mandado a comprar algo para los pobres (o para la Pascua que era la noche siguiente) y no cenar (**) sin antes compartir con ellos.

Porque algunos pensaban, puesto que Judas tenía la bolsa, que Jesús le decía: Compra lo que necesitamos para la fiesta; o que diese algo a los pobres. Juan 13:29

El día 13 de Aviv -que de acuerdo a la cronología que proponemos, fue el día en el que Jesucristo cenó con sus discípulos, fue crucificado y puesto en el sepulcro- ceremonialmente se dividía así (recordando siempre que el día hebreo comenzaba por la noche):


  1. 13 Aviv por la NOCHE: Revisión de lo leudado en las casas (Bedicat Jametz)
  2. 13 Aviv en el DÍA: Preparación de la Pascua




A continuación hacemos un recuento de lo que pudo haber sucedido en cada una de las dos partes que conformaban ese día litúrgico.



Siete días comeréis panes sin levadura; y así el primer día haréis que no haya levadura en vuestras casas; porque cualquiera que comiere leudado desde el primer día hasta el séptimo, será cortado de Israel. Éxodo 12:15

Acorde al mandato, antes de Pascua los israelitas procuraban tener la casa limpia de toda levadura, pues en esas fechas nadie debía comer leudado. La noche del 13 de Aviv -por ser la víspera de la Pascua- se le llamaba la «Última revisión de lo leudado» (Bedicat Jametz). Se efectuaba una sencilla ceremonia en la que se procedía a hacer una última revisión de la casa para que no hubiera algo leudado o fermentado dentro. Nuestro Señor Jesucristo, como veremos a continuación, quizá no hizo este ceremonial, pero sí que le dió su debido CUMPLIMIENTO ESPIRITUAL.

Respondió Jesús: A quien yo diere el pan mojado, aquél es. Y mojando el pan, lo dio a Judas Iscariote hijo de Simón. Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo: Lo que vas a hacer, hazlo más pronto. Juan 13:26-27
Cuando él, pues, hubo tomado el bocado, luego salió; y era ya de noche. Juan 13:30

Como ya dijimos, la ceremonia de echar fuera lo leudado se consideraba parte de la larga liturgia de Panes sin levadura y siempre se celebraba una noche antes de la cena de Pascua. Su significado espiritual es alejar al mal y como tal, se corresponde perfectamente con lo que Pablo nos enseña acerca de este proceder en la primer carta a los Corintios:

De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación, y tal fornicación cual ni aun se nombra entre los gentiles; tanto que alguno tiene la mujer de su padre. Y vosotros estáis envanecidos. ¿No debierais más bien haberos lamentado, para que fuese quitado de en medio de vosotros el que cometió tal acción? [...] ¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa? Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros. Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad. [...] QUITAD, PUES, A ESE PERVERSO DE ENTRE VOSOTROS. 1 Corintios 5: 1-13

Echando a Judas CUYO CORAZÓN ESTABA CORROMPIDO, PUES SATANÁS HABÍA ENTRADO EN ÉL (Lucas 22:3-5 / Juan 13:2 / Juan 13:27) es que nuestro Señor se deshizo de lo que ya estaba leudado (pues detrás de las aparentes acciones fraternales de Judas había una intención oculta, tal como la levadura, que se oculta en la masa) y que por lo tanto era suceptible de corromper a los discípulos (1 Corintios 5:6), los cuales iban a quedar solos y vulnerables durante toda la fiesta.

El libro de Hechos hace énfasis en esta comprensión espiritual, pues al igual que lo leudado se corrompe y se inflama, Judas tuvo el mismo fin:

Éste compró un campo del salario de su iniquidad [levadura], y habiéndose hinchado [por estar leudado], reventó por medio y se derramaron todas sus entrañas; Hechos 1:18 Biblia Textual

El pensamiento judío de la época concebía la Fiesta como una sola celebración dividida en varios días, por ello los evangelistas al hablar de esa festividad mencionan sin ningún esfuerzo en precisar varios eventos en uno. Si bien en nuestros pensamientos modernos esto ha sucitado en verdad mucha confusión, para los lectores de la época era algo tan extraordinariamente simple que ni siquiera tenía que ser precisado o explicado (como de hecho no lo está), pues todo mundo sabía de lo que se estaba hablando. A continiación nos valdremos de los corchetes para tratar de entender lo que quienes oían el texto entendían:

El primer día de la fiesta [comenzando el 13 aviv/anochecer] de los panes sin levadura [15 de aviv] cuando sacrificaban el cordero de Pascua [terminando el 13 de Aviv/atardecer] sus discípulos le dijeron ¿Dónde quieres que vayamos a preparar [13 de Aviv] para que comas la Pascua [13-15 de Aviv]? Marcos 14:12

En nuestra apreciación, aquí Marcos -al mencionar la Preparación de la Pascua- se está refieriendo al primero de tres días sucesivos. Si incluímos el 13 de Aviv como parte de la festividad de la Pascua -tal como nosotros pensamos que debe ser-, los evangelios de pronto cobran armonía en cuanto a los hechos. Así, «comer la Pascua» -como Marcos le llama- a nuestro juicio incluía tres cenas: la del 13, de la que comenzamos hablando en este artículo, y en la que se echaba fuera lo leudado (Judas); la del 14, en la que se comía al cordero; y la del 15, en la que se comía panes sin levadura.

Los díscípulos -como era norma en esta festividad- esperaban usar aquel aposento ESTAS TRES NOCHES, sin embargo, solo la usaron la primera de ellas: 13 de Aviv. Cumpliéndose lo que nuestro Señor declaró proféticamente acerca de su muerte:

Mas vendrán días cuando el esposo les será quitado; entonces, en aquellos días ayunarán. Lucas 5:35

Lo mismo podemos decir en otros pasajes, como en este (nuevamente los corchetes son míos):

Y les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta Pascua [13-15 Aviv] [Diccionario Strong G3957: la comida, el día, el festival o los sacrificios especiales conectados con ella] antes que padezca! Lucas 22:15

O este otro:

Estaba cerca la [parte de la] fiesta de los Panes sin levadura [15 de Aviv], que se llama la Pascua [14 de Aviv] Lucas 22:1

Y este otro también:

Llegó el día [o sea la fecha, refiriéndose a toda la festividad] de los Panes sin levadura [15 Aviv], en el cual era necesario sacrificar el cordero de la Pascua [13 Aviv]. Y Jesús envió a Pedro y a Juan, diciendo: Id, preparadnos [13 Aviv] la pascua para que la comamos [13-15 Aviv]. Ellos le dijeron: ¿Dónde quieres que la preparemos [13 Aviv]? Lucas 22:7-9
E incluso también este otro:

Antes [13 Aviv / una forma de decir la noche de víspera] de la Fiesta de Pascua [14 Aviv] sabiendo Jesús que su hora había llegado... Juan 13:1

Hay otros pasajes que nos dan bastante luz para precisar el día en que transcurrieron esos hechos, como éste, por ejemplo:

Y cuando hubieron cantado el himno, salieron al monte de los Olivos. Mateo 26:30

Ni este suceso en el que El Señor y los discípulos salieron hacia el monte de los Olivos; ni el que le siguió, en el cual un numeroso grupo de hombres (Marcos 14:43) acudió a arrestar al Señor Jesucristo pudiera jamás haber ocurrido durante la noche del 14 de Aviv -Pascua propiamente dicha-, pues por Ley y como parte escencial del rito, todos en Jerusalén debían permanecer en el interior de sus casas hasta el amanecer:

...y ninguno de vosotros salga de las puertas de su casa hasta la mañana... Éxodo 12:22-23



Pasada esa noche, no bien amanecía el día 13 de Aviv cuando ya todo era bullicio en Jerusalén. Llegada la hora novena (3 de la tarde) se sacrificaba el primero de los miles de corderos que ese día se degollaban para ser comidos por la noche. Antes del ocaso -que marcaba el final del día- se concluía la Preparacíon para dar inicio a la Pascua, una vez caida la noche del 14 de Aviv (Nisán).

Así, acorde a la cronología de los hechos que intentamos establecer, sería en esta segunda parte del 13 de Aviv -a la luz del sol-, conocida como la Preparación, que habrían ocurrido el juicio, crucifixión y sepultura del Señor Jesucristo.

Cuando llegó la noche [O sea el atardecer. Opsia: Strong G3798 ] porque era LA PREPARACIÓN, es decir, la víspera del día de reposo...Marcos 15:42

Anotaremos que la Preparación consiste básicamente en alistar todos los detalles en torno a la cena (no solamente el pueblo se preparaba para el Shabat de Pascua, sino también para el Shabat de cada siete días y demás días de reposo), detalles que no solo incluían el cordero asado, hierbas y pan sin levadura, sino incluso los platos debidamente lavados, entre otras muchas cosas (como los recipientes y jarros para lavarse pies y manos, por ejemplo) que debían estar ya dispuestos antes de caer el sol, o sea la noche con la que daba inicio el 14 de Aviv. De ahí la prisa por sepultar el cuerpo del Señor Jesucristo.

Allí, pues, por causa de la preparación de la Pascua de los judíos, y porque aquel sepulcro estaba cerca, pusieron a Jesús. Juan 19:42

Nota: Acerca de la discusión sobre si Jesucristo murió un jueves o un viernes o cualquier otro de los días modernos, nos limitaremos a anotar que en aquellos tiempos el calendario romano constaba de ocho días, los cuales se nombraban con letras (de la A a la H). La semana de siete días tal como la conocemos, con los nombres de lunes a domingo, fue impuesta siglos más adelante. Si bien la semana judía sí constaba de siete días solo se le asignaban números a éstos, de ahí que al shabat se le conociera también como séptimo día y al siguiente día como primer día de la semana.


Para ir a la segunda parte del artículo:

· En busca de Jesús de Nazaret: la resurrección

Anuncio

Buscar en este blog

Quizás también te interese

Anuncio

Síguenos en tu correo