Ir al contenido principal

Primicias: Las siete fiestas de Israel


Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando hayáis entrado en la tierra que yo os doy, y seguéis su mies, traeréis al sacerdote una gavilla por primicia de los primeros frutos de vuestra siega. Y el sacerdote mecerá la gavilla delante de El Señor, para que seáis aceptos; el día siguiente del día de reposo la mecerá. Levítico 23:10-11

En este día -posterior a la Fiesta de panes sin levadura- se cortaba una gavilla o manojo de cebada previamente seleccionada y se llevaba como primicia al Templo, donde se presentaba meciéndola reverencialmente ante el Dios de Israel. La gavilla era la primera en cortarse mediante también una breve ceremonia (Apocalipsis 14: 14-16); había sido minuciosamente examinada y seleccionada pues por ser para el Dios Altísimo debía ser la más perfecta y la más alta. Simbólicamente representa a nuestro Señor Jesucristo, quien es el más perfecto y por esa estatura espiritual plena, nuestro modelo (Efesios 4:13). Pero al mismo tiempo simboliza a los elegidos, quienes resucitaremos juntamente con Él para vida eterna.

Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. 1 Corintios 15:20

La gavilla mecida y la resurrección del Señor Jesucristo

Acorde al cumplimiento profético de esta fiesta, fue en este día, la fiesta de la Gavilla mecida de las primicias, que nuestro Señor resucitó.

Jesús les respondió diciendo: Ha llegado la hora para que el Hijo del Hombre sea glorificado. De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. Juan 12:23-24

Solo el grano que cae en tierra y muere produce. De la misma manera nuestro Señor Jesucristo murió y -al igual que el grano que es enterrado y resurge vivo de la tierra para llevar alimento y más vida- resucitó levantándose victorioso de la muerte para llevar fruto abundante: nosotros (Juan 15:4-8).

Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié. Isaías 55:10-11

Esas gavillas que puntual y agradecidamente se presentaban en el Templo como primicias, previamente habían sido regadas por la abundante lluvia venida del cielo.


De la misma manera, la Palabra de Dios, que es nuestro Señor Jesucristo (Juan 1:1) descendió del cielo (Juan 3:13) y regó con su Mensaje la buena tierra que son nuestros corazones, para luego morir y habiendo sido enterrado, ser el primero de muchos en resucitar victorioso con un cuerpo eterno (1 Corintios 15:20-23).

Por lo que aquella gavilla que se llevaba al Templo y se presentaba ante el Padre es símbolo de la Palabra de Dios que no volverá a Él vacía: nuestro Señor que regresa al Padre (Juan 16:28) también como el primero de muchos.

Que el Cristo había de padecer, y ser el primero de la resurrección de los muertos, para anunciar luz al pueblo y a los gentiles. Hechos 26:23

Las primicias simbolizan la primogenitura


Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida. 1 Corintios 15:23
Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Romanos 8:29

Así, un significado espiritual más de aquella gavilla que se ofrecía como primicia, es la primogenitura del Señor Jesucristo (Colosenses 1:15 / Hebreos 1:6 / Apocalipsis 1:5), quien por voluntad del Padre -como ya dijimos- fue hecho el primero de muchos que resucitaremos con un cuerpo nuevo (Hechos 26:23). Igual que el pan de cebada que se hacía sin levadura -la cual es corrupción-, aquellos cuerpos gloriosos no tendrán tampoco corrupción alguna en ellos, pues serán inmortales (1 Corintios 15: 42-54).

Gavilla mecida de las primicias y Pentecostés

Y contaréis desde el día que sigue al día de reposo, desde el día en que ofrecisteis la gavilla de la ofrenda mecida; siete semanas cumplidas serán. Hasta el día siguiente del séptimo día de reposo contaréis cincuenta días; entonces ofreceréis el nuevo grano a El Señor. Levítico 23:15-16

A partir de la Fiesta de la gavilla mecida de las primicias se contaban cincuenta días para celebrar Pentecostés (Pentecostés significa «quincuagésimo», pues se celebra a los cincuenta días luego de ofrecer la gavilla mecida como primicias).

Si bien –como ya sabemos- El Señor Jesucristo resucitó en la Fiesta de la Gavilla mecida de las primicias, fue nada menos que en Pentecostés que cumplió la promesa (Ezequiel 36:26-27) de derramar su Espíritu Santo (Hechos 2:4 / Filipenses 1:19 / Romanos 8:9 / Gálatas 4:6).



Cumplimiento espiritual de las siete fiestas

  1. Las siete fiestas de Israel: Pascua
  2. Las siete fiestas de Israel: Panes sin levadura
  3. Las siete fiestas de Israel: Primicias 
  4. Las siete fiestas de Israel: Pentecostés 
  5. Las siete fiestas de Israel: Trompetas
  6. Las siete fiestas de Israel: Día del Perdón
  7. Las siete fiestas de Israel: Tabernáculos
  8. Las siete fiestas de Israel y el ciclo agrícola

Tal vez también te interese:

La sal: significado espiritual

Conocer los usos que antiguamente se le daba a la sal es fundamental para entender su significado bíblico. Por ello en este artículo comenzaremos mencionando las principales formas en las que se utilizaba este importante elemento en tiempos de la Biblia y luego hablaremos de su significado simbólico o espiritual.
El uso de la sal en la antigüedad

Hoy en día pensamos en la sal solo como un sazonador para nuestros alimentos, pero en la antigüedad la sal tenía más de 14.000 usos. A lo largo de la Historia, la sal ha sido utilizada para casi todo, desde derretir hielo hasta relajar los músculos.
Los antiguos se dieron cuenta que la vida no podía existir sin la sal, por lo que llegó a utilizarse como moneda y hasta provocó guerras.

Las siete fiestas de Israel

En esta serie de artículos hablaremos acerca del significado espiritual que tienen para la Casa de Israel las siete fiestas que nuestros padres celebraban. A continuación los enlaces a cada uno de ellos.


Pascua. Es la primera de las siete fiestas en las que el pueblo acudía a Jerusalén, fiestas que anuncian el cumplimiento glorioso de las profecías del Mesías. El cumplimiento del significado espiritual de la Pascua es el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo, cuya carne y cuya sangre nos salvan de la muerte. Ir al artículo >>

Panes sin levadura. El cumplimiento espiritual o esencial de la Fiesta de los panes sin levadura lo encontramos abundantemente por toda la Palabra. Aquí vamos a analizar solo unos cuantos de esos pasajes. Primeramente, mencionaremos el cumplimiento que nuestro Señor Jesucristo dio a esta fiesta y después el que nosotros, su iglesia, que como el cuerpo de Cristo que somos también le damos. Ir al artículo >>

Primicias. En este día -posterior a la Fiesta …

Usos y significados simbólicos del aceite

El aceite de oliva para los hombres de tiempos bíblicos

Para los antiguos el aceite de oliva era el más apreciado de todos los aceites, por lo que le atribuían un significado simbólico Divino.

En tiempos bíblicos, el aceite se usaba, entre otras cosas, como:
 - Combustible para las lámparas  - Medicamento  - Jabón de aseo personal  - Elemento ceremonial  - Ingrediente en la elaboración de alimentos

Por todo lo anterior, el aceite puro de oliva es también símbolo del Espíritu Santo. A continuación, hablaremos brevemente de sus usos en tiempos bíblicos y al mismo tiempo entenderemos los atributos del Espíritu Santo.

El Candelabro: significado simbólico

Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro...Apocalipsis 1:12
Los siete candeleros conforman el candelabro de siete brazos del Lugar Santo. Sin embargo la imagen que ve Juan no es terrenal, esto es, no mira el Lugar Santo del templo en Jerusalén, sino el del templo celestial, el cual, como la Ley nos enseña, fue usado como modelo por Moisés para erigir el Tabernáculo y posteriormente por Salomón para erigir el Templo.

Usos y significados simbólicos del vino

Algunos usos del vino en la antigüedad y sus significados espirituales
Yo soy la vid verdadera. Juan 15:1
Posiblemente la vid, al igual que la sal y el trigo, han acompañado al hombre desde que éste habitó la tierra.

La Palabra nos dice que luego que bajó Noe del arca comenzó a labrar la tierra y plantó una viña (Génesis 9:20), y desafortunadamente con ello llegó también el primer ebrio de la Historia (Génesis 9:21), advirtiéndonos así el cuidado que debemos tener con el vino.
El vino es, por supuesto, el más apreciado producto de la vid, y a lo largo de toda la Palabra, desde el Génesis al Apocalipsis, encontramos numerosas referencias a él.


Por el color, sabor, proceso de elaboración y sobre todo, efectos al organismo, los antiguos atribuyeron al vino profundos significados simbólicos, entre otros el gozo espiritual, la justicia, la sangre, el espíritu, etc.

El vino, con su efecto pasajero, representaba para los hombres de la Biblia, entre otras muchas cosas, la felicidad, el consuel…