Ir al contenido principal

Las promesas a Israel no son para esta vida sino para la siguiente



Y te hará El Señor sobreabundar en bienes, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, en el país que El Señor juró a tus padres que te había de dar. Te abrirá El Señor su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado. Deuteronomio 28:11-12

Algo en lo que es muy común fallar es en la interpretación de los pasajes en los que la Ley promete riquezas a Israel una vez hayan entrado en la Tierra que hemos de heredar.

A fin de evites ese error no debes pasar por alto que tanto Egipto, el desierto y la Tierra Prometida, SON ANALOGÍAS tanto de nuestra estancia de paso por esta tierra (Egipto y el desierto) como de nuestro destino eterno que es el Cielo (Tierra Prometida).


Es cierto que la Ley promete abundacia, paz y prosperidad para la Tierra Prometida, pero también es cierto que la propia Biblia nos enseña que aún no hemos entrado en esa Tierra (Hebreos 4:1-10), sino que -mientras vivamos en este cuerpo mortal- estaremos en el desierto.

Mas estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron[...]Y estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, a quienes han alcanzado los fines de los siglos. 1 Corintios 10:6-11

Simbolismos de Egipto, el desierto y la Tierra Prometida

Así pues, Egipto simboliza nuestra antigua y vana manera de vivir (1 Pedro 1:18) bajo el servicio de Faraón, que es símbolo de Satanás (Efesios 2:2). Hemos sido rescatados de esa esclavitud (Gálatas 4:3) y ahora estamos viviendo en el desierto al servicio del Señor (Éxodo 5:1-3), anhelando entrar en nuestra Tierra Prometida (Éxodo 3:8), que, insistimos, es el Cielo.

Para nosotros, el que Israel haya salido de Egipto hacia el desierto, representa el mismo llamado que Dios nos hace para apartarnos del mundo (Santiago 4:4 / 1 Juan 2:15-16), santificarnos para servirlo solamente a Él y no a las riquezas materiales, como todos los del mundo hacen. Pero también el desierto representa el lugar donde seremos probados (Deuteronomio 8:2) y por donde NECESARIAMENTE tendremos que atravesar ANTES de llegar a la Tierra prometida, que, no dejaremos de insistir, es la vida eterna, donde reposaremos de nuestro peregrinaje por este mundo.


Luego entonces, cuando la nación de Israel dejó el desierto y se asentó en la Tierra Prometida su misión era funcionar como un milagroso y sin igual modelo (Levítico 25) -a la vista de todos- de LO QUE SERÍA EL CIELO, lugar donde no habrá pobreza, ni desdicha, ni injusticia.

Las promesas a Israel para la Tierra Que Fluye Leche y Miel tenían como propósito mostrarnos cómo será el lugar donde, si somos fieles, pasaremos la eternidad. Es incorrecto esperar -como los falsos maestros enseñan- que tales promesas las recibamos en esta vida, pues si bien están hechas para nosotros, están reservadas solo para los que alcancen a entrar en el Cielo.

...para una herencia [heredad, tierra] incorruptible, incontaminada e inmarcesible, RESERVADA EN LOS CIELOS para vosotros. 1 Pedro 1:4

Tal vez también te interese:

La sal: significado espiritual

Conocer los usos que antiguamente se le daba a la sal es fundamental para entender su significado bíblico. Por ello en este artículo comenzaremos mencionando las principales formas en las que se utilizaba este importante elemento en tiempos de la Biblia y luego hablaremos de su significado simbólico o espiritual.
El uso de la sal en la antigüedad

Hoy en día pensamos en la sal solo como un sazonador para nuestros alimentos, pero en la antigüedad la sal tenía más de 14.000 usos. A lo largo de la Historia, la sal ha sido utilizada para casi todo, desde derretir hielo hasta relajar los músculos.
Los antiguos se dieron cuenta que la vida no podía existir sin la sal, por lo que llegó a utilizarse como moneda y hasta provocó guerras.

Las siete fiestas de Israel

En esta serie de artículos hablaremos acerca del significado espiritual que tienen para la Casa de Israel las siete fiestas que nuestros padres celebraban. A continuación los enlaces a cada uno de ellos.


Pascua. Es la primera de las siete fiestas en las que el pueblo acudía a Jerusalén, fiestas que anuncian el cumplimiento glorioso de las profecías del Mesías. El cumplimiento del significado espiritual de la Pascua es el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo, cuya carne y cuya sangre nos salvan de la muerte. Ir al artículo >>

Panes sin levadura. El cumplimiento espiritual o esencial de la Fiesta de los panes sin levadura lo encontramos abundantemente por toda la Palabra. Aquí vamos a analizar solo unos cuantos de esos pasajes. Primeramente, mencionaremos el cumplimiento que nuestro Señor Jesucristo dio a esta fiesta y después el que nosotros, su iglesia, que como el cuerpo de Cristo que somos también le damos. Ir al artículo >>

Primicias. En este día -posterior a la Fiesta …

Usos y significados simbólicos del aceite

El aceite de oliva para los hombres de tiempos bíblicos

Para los antiguos el aceite de oliva era el más apreciado de todos los aceites, por lo que le atribuían un significado simbólico Divino.

En tiempos bíblicos, el aceite se usaba, entre otras cosas, como:
 - Combustible para las lámparas  - Medicamento  - Jabón de aseo personal  - Elemento ceremonial  - Ingrediente en la elaboración de alimentos

Por todo lo anterior, el aceite puro de oliva es también símbolo del Espíritu Santo. A continuación, hablaremos brevemente de sus usos en tiempos bíblicos y al mismo tiempo entenderemos los atributos del Espíritu Santo.

El Candelabro: significado simbólico

Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro...Apocalipsis 1:12
Los siete candeleros conforman el candelabro de siete brazos del Lugar Santo. Sin embargo la imagen que ve Juan no es terrenal, esto es, no mira el Lugar Santo del templo en Jerusalén, sino el del templo celestial, el cual, como la Ley nos enseña, fue usado como modelo por Moisés para erigir el Tabernáculo y posteriormente por Salomón para erigir el Templo.

Usos y significados simbólicos del vino

Algunos usos del vino en la antigüedad y sus significados espirituales
Yo soy la vid verdadera. Juan 15:1
Posiblemente la vid, al igual que la sal y el trigo, han acompañado al hombre desde que éste habitó la tierra.

La Palabra nos dice que luego que bajó Noe del arca comenzó a labrar la tierra y plantó una viña (Génesis 9:20), y desafortunadamente con ello llegó también el primer ebrio de la Historia (Génesis 9:21), advirtiéndonos así el cuidado que debemos tener con el vino.
El vino es, por supuesto, el más apreciado producto de la vid, y a lo largo de toda la Palabra, desde el Génesis al Apocalipsis, encontramos numerosas referencias a él.


Por el color, sabor, proceso de elaboración y sobre todo, efectos al organismo, los antiguos atribuyeron al vino profundos significados simbólicos, entre otros el gozo espiritual, la justicia, la sangre, el espíritu, etc.

El vino, con su efecto pasajero, representaba para los hombres de la Biblia, entre otras muchas cosas, la felicidad, el consuel…