Ir al contenido principal

El bautismo y los ministerios, su relación con La Palabra



Desde Quito, Ecuador un amado hermano nos pregunta:

QUITO/ECUADOR
HOLA
SOY RODRIGO
QUISIERA PREGUNTAR ACERCA DEL BAUTISMO Y DE LOS MINISTERIOS

Hola Rodrigo, recibe saludos hasta Quito, Ecuador, desde donde me escribes:

1.- El bautismo

Con respecto a tu muy interesante pregunta, te respondo para empezar, que lo que conocemos como bautismo desde la antigüedad el pueblo de la Biblia le llamaba «Purificación» y consistía en una inmersión ritual en agua viva, esto es agua de lluvia acumulada en alguna fuente natural, como lo era un río, un lago o incluso el mar. Actualmente en el judaísmo el rito de purificación se continúa practicando y se le conoce como «Mikvé».


Al agua de lluvia, al provenir del cielo, se le consideraba en su estado más puro, ya que al provenir de lo alto había estado en contacto con lo celestial.

La inmersión ritual como símbolo de limpieza interior

Para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra. Efesios 5:26
El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo 1 Pedro 3:21

Tal rito de inmersión o bautismo, es un símbolo de la purificación espiritual que ocurre en nosotros cuando escuchamos la Palabra, la creemos y la obedecemos. Por que el rito no purifica nuestro interior, sino es El Espíritu que habita en la Palabra quien lo hace.

Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego. Mateo 3:11


2.- Los cinco ministerios 

Y Él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros. Efesios 4:11

Pablo habla de cinco ministerios de autoridad en la iglesia: apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros.

Es necesario que en la iglesia haya tales servidores para guiar al pueblo a la correcta comprensión de la voluntad de Dios expresada en su Palabra.


Es importante decir que es El Señor y solo Él quien escoge, designa y dota espiritualmente a tales servidores (Hechos 13:2) y no los hombres. A pesar de ello, desde muy temprano en la vida de la iglesia, por causa de la ganancia deshonesta (2 Pedro 2:3), ya había quienes se hacían pasar por apóstoles y profetas sin serlo.

Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. 2 Corintios 11:13
Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos. Apocalipsis 2:12

Como podrás notar, tanto en el bautismo como en los ministerios (temas de tu pregunta) la clave es la Palabra de Dios. Ambos -bautismo y ministerios- son coadyuvantes, es decir, contribuyen o ayudan en la realización de un logro. Tal logro es que El Pueblo santo de Dios esté en comunión con la Palabra que da Vida.

¡Maranata!