Las siete fiestas de Israel


En esta serie de artículos hablaremos acerca del significado espiritual que tienen para la Casa de Israel las siete fiestas que nuestros padres celebraban. A continuación los enlaces a cada uno de ellos.



Pascua. Es la primera de las siete fiestas en las que el pueblo acudía a Jerusalén, fiestas que anuncian el cumplimiento glorioso de las profecías del Mesías. El cumplimiento del significado espiritual de la Pascua es el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo, cuya carne y cuya sangre nos salvan de la muerte. Ir al artículo >>


Panes sin levadura. El cumplimiento espiritual o esencial de la Fiesta de los panes sin levadura lo encontramos abundantemente por toda la Palabra. Aquí vamos a analizar solo unos cuantos de esos pasajes. Primeramente, mencionaremos el cumplimiento que nuestro Señor Jesucristo dio a esta fiesta y después el que nosotros, su iglesia, que como el cuerpo de Cristo que somos también le damos. Ir al artículo >>


Primicias. En este día -posterior a la Fiesta de panes sin levadura- se cortaba una gavilla o manojo de cebada previamente seleccionada y se llevaba como primicia al Templo, donde se presentaba meciéndola reverencialmente ante el Dios de Israel. La gavilla era la primera en cortarse mediante también una breve ceremonia; había sido minuciosamente examinada y seleccionada pues por ser para el Dios Altísimo debía ser la más perfecta y la más alta. Ir al artículo >>


Pentecostés. La Fiesta de Pentecostés giraba en torno a la siega del trigo. Tal como en la Fiesta de Primicias de la gavilla mecida, en la que se llevaban manojos o gavillas de cebada como primicias al Templo, siete semanas o cincuenta días después igualmente se llevaban, también como primicias, gavillas pero ya no de cebada sino del trigo recién segado. Ir al artículo >>


Trompetas. Conforme se acercaba ese día, los centinelas del antiguo Israel se turnaban en guardias a fin de que siempre hubiera alguien vigilando el cielo en espera del surgimiento de la luna nueva, hecho que podía suceder en cualquier hora. Noche y día los vigilantes se alternaban para no dejar ni un momento de sondear la bóveda celeste atentos a la aparición de la señal en el cielo. Ir al artículo >>


Día del Perdón. El día diez del mes séptimo el sumo sacerdote vertía en un tarro la sangre del macho cabrío recién sacrificado por los pecados del pueblo y pasando por el Lugar Santo se dirigía -con temor y temblor- hacia el Lugar Santísimo, donde el arca de la Alianza -trono del Poderoso de Israel- se asentaba. Ir al artículo >>


Tabernáculos. La enseñanza de Tabernáculos para nosotros los creyentes en Cristo Jesús es entender que al igual que Israel, que acampaba en el desierto esperando entrar a la Tierra Prometida, nosotros también acampamos provisionalmente en este mundo, a la espera de entrar en nuestra propia Tierra Prometida que es el Cielo. Ir al artículo >>



Las siete fiestas del Mesías. Las siete fiestas que se celebraban en el antiguo Israel, convocaciones santas, tenían como propósito Divino instruir al pueblo acerca de los tiempos en los que El Padre celestial determinó que deben cumplirse las profecías de la llegada y regreso del Mesías. Los cumplimientos proféticos están estructurados en torno a las fiestas de Israel, y éstas a su vez al ciclo agrícola. Ir al artículo >>

Anuncio:

¡Comparte!

Temas de interés

Anuncio

Quizás le interese