Ir al contenido principal

Apocalipsis: las 4 perspectivas


El libro de Apocalipsis está estructurado desde cuatro perspectivas que convergen en un desenlace climático. A continuación detallamos esta información.

Primeras tres perspectivas

En Apocalipsis, la Gran Tribulación se narra tres veces, desde tres perspectivas diferentes, esto sucede en los siete sellos, las siete trompetas y las siete copas.

Los tres relatos -que en realidad describen el mismo evento desde tres diferentes puntos de vista- concurren en el mismo acontecimiento: el cataclismo previo que marca el regreso victorioso y glorioso del Señor Jesucristo, momento justo en que la cuenta regresiva llega a su fin.


En los siguientes versículos las historias converge encontrando su clímax:

7º Sello
Y el ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto. Apocalipsis 8:5
7ª Trompeta (Shofar)
Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo. Apocalipsis 11:19
7ª Copa
Entonces hubo relámpagos y voces y truenos, y un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no lo hubo jamás desde que los hombres han estado sobre la tierra. Apocalipsis 16:18

El Señor Jesucristo nos deja la clave en el propio Apocalipsis para saber que la profecía de la Gran Tribulación se presentará dividida en tres partes.

Apocalipsis 8:8-12 / Apocalipsis 9:15 / Apocalipsis 9:18 / Apocalipsis 12:4

Los tres relatos -que en realidad describen un solo evento- concurren en el mismo acontecimiento: el cataclismo previo que marca el regreso victorioso y glorioso del Señor Jesucristo, momento justo en que la cuenta regresiva llega a su fin (Apocalipsis 10:6-7).

Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea...Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES. Apocalipsis 19:11-16

Perspectivas de Juan

Juan ve la misma historia desde tres puntos de vista diferentes. Ponemos el siguiente ejemplo: Supongamos que estamos ante una gran pecera rectangular en el medio de un cuarto. Tratemos de imaginar nuestra pecera lo más grande y bella posible. Digamos que nos detenemos al frente de la pecera a observar los peces, plantas y demás objetos multicolores que lenta y pausadamente interactúan dentro. Ahora supongamos que nos desplazamos hacía otro punto de la pecera, un costado, digamos. Nuevamente tenemos una misma vista de su contenido pero desde otra perspectiva, lo que en nuestra posición anterior estaba en primer plano ahora aparecerá ante nuestros ojos en segundo término. Y si decidimos ir al otro extremo de la pecera sucederá que lo que recién estaba en primer plano ahora, en nuestro nuevo punto de vista, estará hasta el fondo. El relato de la Gran tribulación está hecho de la misma manera: tres puntos de vista diferentes de la misma sucesión de acontecimientos.



La cuarta perspectiva

Sin embargo, existe una cuarta perspectiva que si bien corresponde a la Gran Tribulación, permanece un tanto separada de las otras tres.

Curiosamente es algo muy parecido a lo que ocurre con los cuatro evangelios, donde tres de ellos son sinópticos y otro, el evangelio de Juan, transcurre de manera independiente a los otros tres.

Como acabamos de mostrar, en Apocalipsis, la Gran Tribulación se narra tres veces, desde tres perspectivas diferentes, esto sucede en los siete sellos, las siete trompetas y las siete copas.


Los tres relatos -que en realidad describen el mismo evento (la Gran Tribulación) desde tres diferentes puntos de vista- concurren en el mismo acontecimiento: el cataclismo previo que marca el regreso victorioso y glorioso del Señor Jesucristo, momento justo en que la cuenta regresiva llega a su fin (Apocalipsis 10:7).

Esta cuarta perspectiva corre desde el capítulo 12 hasta el 15. A diferencia de las otras tres, que se les estructura como sellos, trompetas y copas (todos artículos de uso terrenal), no está clasificada en ninguna forma. En su trama aparecen diferentes actores en actos independientes, siempre en el trasfondo espiritual, el cual es atemporal.

En el primer acto aparecen la mujer y el dragón; en el segundo las dos bestias; en el tercero los 144,000 redimidos y el Cordero; en el cuarto tres heraldos; en el quinto los que siegan la tierra; en el sexto los que la vendimian; y por último y como una introducción a la siguiente cadena de eventos -las copas de ira- siete ángeles portando las siete plagas postreras.

Los cuatro querubines

Quizá estas cuatro perspectivas se correspondan con los cuatro querubines que portan y protegen el Trono.

Dentro del Lugar Santísimo del templo en Jerusalén había cuatro querubines,

dos que corresponden a la tapa del arca o propiciatorio (Éxodo 25:18):

Hizo también los dos querubines de oro, labrados a martillo, en los dos extremos del propiciatorio. Un querubín a un extremo, y otro querubín al otro extremo; de una pieza con el propiciatorio hizo los querubines a sus dos extremos. Y los querubines extendían sus alas por encima, cubriendo con sus alas el propiciatorio; y sus rostros el uno enfrente del otro miraban hacia el propiciatorio. Éxodo 37:7-9

y otros dos que fueron colocados por Salomón:

Y dentro del lugar santísimo hizo dos querubines de madera, los cuales fueron cubiertos de oro. La longitud de las alas de los querubines era de veinte codos; porque una ala era de cinco codos, la cual llegaba hasta la pared de la casa, y la otra de cinco codos, la cual tocaba el ala del otro querubín. De la misma manera una ala del otro querubín era de cinco codos, la cual llegaba hasta la pared de la casa, y la otra era de cinco codos, que tocaba el ala del otro querubín. Estos querubines tenían las alas extendidas por veinte codos, y estaban en pie con los rostros hacia la casa. 2 Crónicas 3: 10-13

Como ya sabemos, esto es una mera representación terrenal de lo que en verdad sucede en el plano espiritual.

Así, Ezequiel reporta el avistamiento (Ezequiel 1: 5-25) de cuatro seres vivientes -querubines- sosteniendo el trono de Dios, que es el arca (porque el arca es un trono).

... y en medio de ella la figura de cuatro seres vivientes. Y esta era su apariencia: había en ellos semejanza de hombre. Ezequiel 1:5
Y sobre la expansión que había sobre sus cabezas se veía la figura de un trono que parecía de piedra de zafiro; y sobre la figura del trono había una semejanza que parecía de hombre sentado sobre él. Ezequiel 1:26

Los cuatro seres en Apocalipsis

El avistamiento de estos mismos cuatro seres que portan y guardan el trono lo registra también Juan (Apocalipsis 4:6), pues incluso se comunican con él y le muestran lo que la apertura de los primeros cuatro sellos permite ver (Apocalipsis 6: 1-8).


Los cuatro evangelios

A este mismo respecto, diremos que hay quien en la descripción de los cuatro seres ve una correspondencia con los cuatro evangelistas:

El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando. Apocalipsis 4:7

Pero sea así o no, lo cierto es que tres de los seres poseen atributos que les permiten desenvolverse terrenalmente, pero el cuarto -el águila- es el único que vuela.

Nosotros vemos en este cuarto ser una clara alusión no solo al evangelio de Juan, ligeramente más enfocado en lo celestial, sino incluso a la cuarta perspectiva de la Gran Tribulación, en la cual se narra su trasfondo, que es un batalla milenaria entre los soldados de Dios y los del dragón. Batalla la cual se extiende a la tierra causando gran mortandad entre los hombres.

Los siete actos

Hay siete actos, por llamarlos de alguna manera, que componen esta cuarta perspectiva de la Gran Tribulación. Como ya lo dijimos corren desde el capítulo 12 hasta el 15 y son los siguientes:

1er Acto - Señales en el cielo
La Mujer y el Dragón
2º Acto - Señales en el mar y la tierra
Las bestias que emergen
3er Acto - El monte Sion
El Cordero y sus 144,000
4º Acto - El cielo
Los 3 heraldos
5º Acto - La Siega
Uno semejante al Hijo del Hombre
6º Acto - La Cosecha
El lagar de la ira de Dios
7º Acto - Otra señal en el cielo
Las siete plagas postreras 

Volvemos al ejemplo de la pecera

Así que a la pecera de nuestro ejemplo del principio añadiremos una cuarta perspectiva, la cual sería la nuestra pues no es frontal, como las tres anteriores, sino desde arriba.



Las cuatro perspectivas en lista

Para finalizar, por ahora, enlistaremos, en el mismo orden en el que aparecen en la profecía, las cuatro perspectivas con las que se describe la Gran Tribulación. Posteriormente, si El Señor lo quiere, hablaremos de estas perspectivas (las cuales cada una de ellas está dividida en siete partes) en entradas independientes para cada una de ellas.


  1. Sellos
  2. Trompetas
  3. Actos (por llamarle de alguna manera)
  4. Copas

Tal vez también te interese:

La sal: significado espiritual

Conocer los usos que antiguamente se le daba a la sal es fundamental para entender su significado bíblico. Por ello en este artículo comenzaremos mencionando las principales formas en las que se utilizaba este importante elemento en tiempos de la Biblia y luego hablaremos de su significado simbólico o espiritual.
El uso de la sal en la antigüedad

Hoy en día pensamos en la sal solo como un sazonador para nuestros alimentos, pero en la antigüedad la sal tenía más de 14.000 usos. A lo largo de la Historia, la sal ha sido utilizada para casi todo, desde derretir hielo hasta relajar los músculos.
Los antiguos se dieron cuenta que la vida no podía existir sin la sal, por lo que llegó a utilizarse como moneda y hasta provocó guerras.

Usos y significados simbólicos del aceite

El aceite de oliva para los hombres de tiempos bíblicos

Para los antiguos el aceite de oliva era el más apreciado de todos los aceites, por lo que le atribuían un significado simbólico Divino.

En tiempos bíblicos, el aceite se usaba, entre otras cosas, como:
 - Combustible para las lámparas  - Medicamento  - Jabón de aseo personal  - Elemento ceremonial  - Ingrediente en la elaboración de alimentos
Por todo lo anterior, el aceite puro de oliva es también símbolo del Espíritu Santo. A continuación, hablaremos brevemente de sus usos en tiempos bíblicos y al mismo tiempo entenderemos los atributos del Espíritu Santo.

El Candelabro: significado simbólico

Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro...Apocalipsis 1:12
Los siete candeleros conforman el candelabro de siete brazos del Lugar Santo. Sin embargo la imagen que ve Juan no es terrenal, esto es, no mira el Lugar Santo del templo en Jerusalén, sino el del templo celestial, el cual, como la Ley nos enseña, fue usado como modelo por Moisés para erigir el Tabernáculo y posteriormente por Salomón para erigir el Templo.

Usos y significados simbólicos del vino

Algunos usos del vino en la antigüedad y sus significados espirituales
Yo soy la vid verdadera. Juan 15:1
Posiblemente la vid, al igual que la sal y el trigo, han acompañado al hombre desde que éste habitó la tierra.
La Palabra nos dice que luego que bajó Noe del arca comenzó a labrar la tierra y plantó una viña (Génesis 9:20), y desafortunadamente con ello llegó también el primer ebrio de la Historia (Génesis 9:21), advirtiéndonos así el cuidado que debemos tener con el vino.
El vino es, por supuesto, el más apreciado producto de la vid, y a lo largo de toda la Palabra, desde el Génesis al Apocalipsis, encontramos numerosas referencias a él.


Por el color, sabor, proceso de elaboración y sobre todo, efectos al organismo, los antiguos atribuyeron al vino profundos significados simbólicos, entre otros el gozo espiritual, la justicia, la sangre, el espíritu, etc.

El vino, con su efecto pasajero, representaba para los hombres de la Biblia, entre otras muchas cosas, la felicidad, el consuel…

Las siete fiestas de Israel

En esta serie de artículos hablaremos acerca del significado espiritual que tienen para la Casa de Israel las siete fiestas que nuestros padres celebraban. A continuación los enlaces a cada uno de ellos.


Pascua. Es la primera de las siete fiestas en las que el pueblo acudía a Jerusalén, fiestas que anuncian el cumplimiento glorioso de las profecías del Mesías. El cumplimiento del significado espiritual de la Pascua es el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo, cuya carne y cuya sangre nos salvan de la muerte. Ir al artículo >>

Panes sin levadura. El cumplimiento espiritual o esencial de la Fiesta de los panes sin levadura lo encontramos abundantemente por toda la Palabra. Aquí vamos a analizar solo unos cuantos de esos pasajes. Primeramente, mencionaremos el cumplimiento que nuestro Señor Jesucristo dio a esta fiesta y después el que nosotros, su iglesia, que como el cuerpo de Cristo que somos también le damos. Ir al artículo >>

Primicias. En este día -posterior a la Fiesta …

Simbolismo de la cizaña: los falsos cristianos

Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue. Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña. Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña? El les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos? El les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo. Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero. Mateo 13:24-30
Profusión de los falsos cristianos, señal de los últimos tiempos

El Señor Jesucristo, en las enseñanzas de cómo interpretar todas las parábolas (…

El trigo como símbolo de la iglesia de Cristo

Ya en otros artículos explicamos porqué la CIZAÑA es el símbolo de los falsos cristianos y por su parte la CEBADA es el símbolo de nuestro Señor Jesucristo. En esta ocasión, para finalizar esta corta serie, hablaremos brevemente del TRIGO como símbolo de la iglesia.

Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre EL TRIGO, y se fue. Mateo 13:24-25El campo [de trigo] es el mundo; la buena semilla [de trigo] son los hijos del reino, y la cizaña [entre el trigo] son los hijos del malo. Mateo 13:38Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged EL TRIGO en mi granero. Mateo 13:30

Las lluvias tardías y tempranas: significado espiritual

Las lluvias tardías

En la alegría del rostro del rey está la vida, Y su benevolencia es como nube de lluvia tardía. Proverbios 16:15
Entre enero y febrero, o incluso a veces hasta los primeros días de marzo, se presentaban las lluvias tardías, que cerraban la estación lluviosa y servían para completar la maduración de los granos como el trigo y la cebada, entre otros. Estas lluvias eran leves y se alternaban con días de sol.

Sin las lluvias tardías las cosechas simplemente no maduraban, pues su alternancia con el sol permitía que el grano alcanzara su nivel óptimo para el consumo. Por eso, las lluvias tardías simbolizan la presencia de nuestro Dios en los momentos que son decisivos para nosotros.

Así como las lluvias tardías permitían que las cosechas se maduraran para que pudieran recogerse, al final de los tiempos El Espíritu Santo de Dios se encargará de madurar la cosecha de su pueblo antes de ser recogido (Juan 4:35 / Lucas 3:17).


Las lluvias tempranas 

Y no dijeron en su corazón: T…

El pez, un símbolo de Jesucristo

En el siglo II la Iglesia tomó la palabra «Ichthys», que significa «pez» en griego, como símbolo de Cristo, y a partir del siglo III se utilizaba extensamente entre los cristianos.

En esta simbología, las letras de la palabra «Ichthys» representan las iniciales de la frase: Iesous Christos Theou Yios Soter

ICHTHUS: 
    I  = Iesous (Jesús);
CH = Christos (Cristo);
TH = Theou (Dios);
   U = Uios (Hijo);
   S = Soter (Salvador)

Es decir, «Jesús, Cristo, Hijo de Dios, Salvador»

El símbolo del pez y el críptico «Ichthus» fueron adoptados por los cristianos de la Iglesia Primitiva para representar a Jesucristo y manifestar su adhesión a la fe. Tanto el pez como el críptico aparecen numerosas veces en las catacumbas.



Una profesión de fe

Los cristianos, siendo minoría en un mundo pagano, tenían sus propios símbolos para identificarse y avivar su fe. En el pez (Ichthus), encontraban la profesión de fe, la razón por la que adoraban a Jesús y estaban dispuestos a morir.

Los creyentes son «pequeños pe…

La casa sobre la Roca significado de la parábola

Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina. Mateo 7:24-27
Explicación de la parábola de la casa sobre la Roca

Todas las enseñanzas del Señor Jesucristo (Juan 16:29) están expresadas de manera que deban resolverse tal como se resuelve un acertijo: meditando larga y profundamente en ellas.