Ir al contenido principal

La Biblia: el mejor alimento espiritual


No hay mejor alimento espiritual que la Biblia

En este articulo te explicaremos porqué no hay mejor alimento espiritual que la Palabra de Dios, la Biblia.

Cada alimento mencionado en la Palabra de Dios es un símbolo cuyo significado debemos conocer: el fruto prohibido del Génesis, el maná que caía del cielo, las codornices que codiciaban los israelitas; la cebada, el trigo, la sal, la levadura, el vino, los frutos, el aceite, los peces…



En esta serie de artículos hablamos precisamente un poco del significado de cada uno de esos símbolos que la Palabra menciona.



La Palabra de Dios enseña que no solo debemos alimentar el cuerpo físico, sino que también nuestro ser interior necesita alimentarse. Pero el alimento que necesita nuestro ser interior es diferente al físico, que entra por la boca, pues al ser espiritual ha de entrar por el oído. En este artículo hablamos que hay dos tipos de alimento espiritual el que hace daño y la Palabra de Dios.





Por su bajo precio -ya que no tenía tanto sabor como el trigo- la cebada era conocida en el antiguo Israel como «el pan de los pobres», y ese es precisamente el propósito que nuestro Señor Jesucristo vino a cumplir entre nosotros: ser el pan de los pobres, que somos todos los hombres y mujeres de la tierra. Pan Maravilloso éste, que de no ser gratuito, nunca nos alcanzaría para comprarlo y comerlo para tener salvación. Porque la Palabra de nuestro Dios no solo es gratuita y deliciosa, sino que da vida eterna.





Cuando nuestro Señor Jesucristo visitaba Samaria los comparó con los campos de trigo listos para la siega. Hizo alusión a los samaritanos como un campo de trigo, pues éstos representaban al mundo, es decir, todos los no judíos que profesan la fe en Jesucristo como Salvador de las naciones.





Hay más de treinta referencias en la Biblia acerca de la sal, incluido el infame momento en el que la esposa de Lot es convertida en memorial de sal por haber volteado hacia Sodoma en el momento de su destrucción. Pero concretamente el uso preferido de la Palabra es el preservador: al contrario de la levadura, la cual corrompe la masa con la que se hace el pan, la sal era utilizada como preservante de alimentos. Cabe recordar que antes no disponían de refrigeradores eléctricos como hoy día, así que usaban la sal para detener el proceso de descomposición de la comida.





La miel simboliza el mensaje endulzado a manera que los que lo escuchan no lo rechacen. Es un mensaje lleno de cosas que a la gente le agrada oír pero que no necesariamente es el mensaje de arrepentimiento que El Señor desea que los hombres oigan. Si bien atrapa a los que vienen no para arrepentirse de sus malos hechos, sino para beneficiarse de las promesas de abundancia que les han enseñado en la Palabra, quedan atrapados en un mensaje torcido y mueren espiritualmente en él.





La levadura se usaba generalmente para hacer pan. Los israelitas tenían prohibido utilizar levadura durante la Pascua, para que recordaran que el Señor los sacó de Egipto apresuradamente. La levadura estaba prohibida en todas las ofrendas al Señor mediante fuego, ofrendas que tipificaban el sacrificio propiciatorio de Cristo. Porque es un sacrificio de amor, sin maldad (mezquindad) alguna en él.





La cebada, el centeno, el trigo, los dátiles, los granados, los higos, las uvas, las olivas (o aceitunas), el vino y todos los frutos y productos de la época de siega y cosecha que los hijos de Israel extraían de la tierra y llevaban ante Dios, representan a los FRUTOS DEL ESPÍRITU SANTO, los cuáles surgen abundantemente solo si estamos unidos al Señor Jesucristo. Tal como las tribus, que acudían a Jerusalén a presentar sus frutos, nosotros también acudimos al llamado Divino que se nos hace y nos presentamos ante el Padre celestial llevando los frutos espirituales que la lluvia milagrosa y misericordiosa, su Santo Espíritu hace brotar de la semilla que es la Palabra, plantada en la buena tierra que -ya lo dijimos-, es nuestro corazón.





Nuestro servicio a Dios para estos los últimos días es prepararnos en su Palabra y Su Espíritu y estar COMPLETAMENTE disponibles para ser usados en lo que Él necesite, a la hora que Él requiera. Pero ya no imitando los malos ejemplos, sino en la humildad y temor de Dios y el amor y compasión por nuestros hermanos, a fin de reconciliarlos con Dios, restaurarlos y prepararlos para el glorioso regreso del Señor, que ya no tarda.





Para nosotros, los que llevamos un tiempo en el camino del Señor, es necesario que nos hagamos responsables de llevar el alimento espiritual a los que todavía no pueden extraerlo de la Palabra. Este artículo, dedicado a quienes llevan la Palabra a otros, es una pequeña reflexión de la enseñanza de Jesús acerca de cómo le gusta a Él que sean servidos los alimentos espirituales. O dicho de otra manera, cómo debe ser enseñada su Palabra.





Para nosotros los cristianos, la Casa de Israel, que aunque ya lo dijimos no nos vamos a cansar de repetirlo, de la ley de Moisés solo debemos extraer el significado espiritual (y los alimentos prohibidos por la Ley no son la excepción), cada uno de esos alimentos prohibidos representa simbólicamente un conjunto de doctrinas nocivas para los creyentes, esto es, alimento que si bien es espiritual, es nocivo para el alma de quien lo consume. Y son enseñanzas que en la iglesia no deben entrar, porque representan formas de vida que para el mundo son comunes pero para Dios son aborrecibles.
Ir al artículo >>


Tal vez también te interese:

La sal: significado espiritual

Conocer los usos que antiguamente se le daba a la sal es fundamental para entender su significado bíblico. Por ello en este artículo comenzaremos mencionando las principales formas en las que se utilizaba este importante elemento en tiempos de la Biblia y luego hablaremos de su significado simbólico o espiritual.
El uso de la sal en la antigüedad

Hoy en día pensamos en la sal solo como un sazonador para nuestros alimentos, pero en la antigüedad la sal tenía más de 14.000 usos. A lo largo de la Historia, la sal ha sido utilizada para casi todo, desde derretir hielo hasta relajar los músculos.
Los antiguos se dieron cuenta que la vida no podía existir sin la sal, por lo que llegó a utilizarse como moneda y hasta provocó guerras.

Usos y significados simbólicos del aceite

El aceite de oliva para los hombres de tiempos bíblicos

Para los antiguos el aceite de oliva era el más apreciado de todos los aceites, por lo que le atribuían un significado simbólico Divino.

En tiempos bíblicos, el aceite se usaba, entre otras cosas, como:
 - Combustible para las lámparas  - Medicamento  - Jabón de aseo personal  - Elemento ceremonial  - Ingrediente en la elaboración de alimentos
Por todo lo anterior, el aceite puro de oliva es también símbolo del Espíritu Santo. A continuación, hablaremos brevemente de sus usos en tiempos bíblicos y al mismo tiempo entenderemos los atributos del Espíritu Santo.

El Candelabro: significado simbólico

Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro...Apocalipsis 1:12
Los siete candeleros conforman el candelabro de siete brazos del Lugar Santo. Sin embargo la imagen que ve Juan no es terrenal, esto es, no mira el Lugar Santo del templo en Jerusalén, sino el del templo celestial, el cual, como la Ley nos enseña, fue usado como modelo por Moisés para erigir el Tabernáculo y posteriormente por Salomón para erigir el Templo.

Usos y significados simbólicos del vino

Algunos usos del vino en la antigüedad y sus significados espirituales
Yo soy la vid verdadera. Juan 15:1
Posiblemente la vid, al igual que la sal y el trigo, han acompañado al hombre desde que éste habitó la tierra.
La Palabra nos dice que luego que bajó Noe del arca comenzó a labrar la tierra y plantó una viña (Génesis 9:20), y desafortunadamente con ello llegó también el primer ebrio de la Historia (Génesis 9:21), advirtiéndonos así el cuidado que debemos tener con el vino.
El vino es, por supuesto, el más apreciado producto de la vid, y a lo largo de toda la Palabra, desde el Génesis al Apocalipsis, encontramos numerosas referencias a él.


Por el color, sabor, proceso de elaboración y sobre todo, efectos al organismo, los antiguos atribuyeron al vino profundos significados simbólicos, entre otros el gozo espiritual, la justicia, la sangre, el espíritu, etc.

El vino, con su efecto pasajero, representaba para los hombres de la Biblia, entre otras muchas cosas, la felicidad, el consuel…

Las siete fiestas de Israel

En esta serie de artículos hablaremos acerca del significado espiritual que tienen para la Casa de Israel las siete fiestas que nuestros padres celebraban. A continuación los enlaces a cada uno de ellos.


Pascua. Es la primera de las siete fiestas en las que el pueblo acudía a Jerusalén, fiestas que anuncian el cumplimiento glorioso de las profecías del Mesías. El cumplimiento del significado espiritual de la Pascua es el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo, cuya carne y cuya sangre nos salvan de la muerte. Ir al artículo >>

Panes sin levadura. El cumplimiento espiritual o esencial de la Fiesta de los panes sin levadura lo encontramos abundantemente por toda la Palabra. Aquí vamos a analizar solo unos cuantos de esos pasajes. Primeramente, mencionaremos el cumplimiento que nuestro Señor Jesucristo dio a esta fiesta y después el que nosotros, su iglesia, que como el cuerpo de Cristo que somos también le damos. Ir al artículo >>

Primicias. En este día -posterior a la Fiesta …

Simbolismo de la cizaña: los falsos cristianos

Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue. Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña. Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña? El les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos? El les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo. Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero. Mateo 13:24-30
Profusión de los falsos cristianos, señal de los últimos tiempos

El Señor Jesucristo, en las enseñanzas de cómo interpretar todas las parábolas (…

El trigo como símbolo de la iglesia de Cristo

Ya en otros artículos explicamos porqué la CIZAÑA es el símbolo de los falsos cristianos y por su parte la CEBADA es el símbolo de nuestro Señor Jesucristo. En esta ocasión, para finalizar esta corta serie, hablaremos brevemente del TRIGO como símbolo de la iglesia.

Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre EL TRIGO, y se fue. Mateo 13:24-25El campo [de trigo] es el mundo; la buena semilla [de trigo] son los hijos del reino, y la cizaña [entre el trigo] son los hijos del malo. Mateo 13:38Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged EL TRIGO en mi granero. Mateo 13:30

Las lluvias tardías y tempranas: significado espiritual

Las lluvias tardías

En la alegría del rostro del rey está la vida, Y su benevolencia es como nube de lluvia tardía. Proverbios 16:15
Entre enero y febrero, o incluso a veces hasta los primeros días de marzo, se presentaban las lluvias tardías, que cerraban la estación lluviosa y servían para completar la maduración de los granos como el trigo y la cebada, entre otros. Estas lluvias eran leves y se alternaban con días de sol.

Sin las lluvias tardías las cosechas simplemente no maduraban, pues su alternancia con el sol permitía que el grano alcanzara su nivel óptimo para el consumo. Por eso, las lluvias tardías simbolizan la presencia de nuestro Dios en los momentos que son decisivos para nosotros.

Así como las lluvias tardías permitían que las cosechas se maduraran para que pudieran recogerse, al final de los tiempos El Espíritu Santo de Dios se encargará de madurar la cosecha de su pueblo antes de ser recogido (Juan 4:35 / Lucas 3:17).


Las lluvias tempranas 

Y no dijeron en su corazón: T…

El pez, un símbolo de Jesucristo

En el siglo II la Iglesia tomó la palabra «Ichthys», que significa «pez» en griego, como símbolo de Cristo, y a partir del siglo III se utilizaba extensamente entre los cristianos.

En esta simbología, las letras de la palabra «Ichthys» representan las iniciales de la frase: Iesous Christos Theou Yios Soter

ICHTHUS: 
    I  = Iesous (Jesús);
CH = Christos (Cristo);
TH = Theou (Dios);
   U = Uios (Hijo);
   S = Soter (Salvador)

Es decir, «Jesús, Cristo, Hijo de Dios, Salvador»

El símbolo del pez y el críptico «Ichthus» fueron adoptados por los cristianos de la Iglesia Primitiva para representar a Jesucristo y manifestar su adhesión a la fe. Tanto el pez como el críptico aparecen numerosas veces en las catacumbas.



Una profesión de fe

Los cristianos, siendo minoría en un mundo pagano, tenían sus propios símbolos para identificarse y avivar su fe. En el pez (Ichthus), encontraban la profesión de fe, la razón por la que adoraban a Jesús y estaban dispuestos a morir.

Los creyentes son «pequeños pe…

La casa sobre la Roca significado de la parábola

Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina. Mateo 7:24-27
Explicación de la parábola de la casa sobre la Roca

Todas las enseñanzas del Señor Jesucristo (Juan 16:29) están expresadas de manera que deban resolverse tal como se resuelve un acertijo: meditando larga y profundamente en ellas.