Ir al contenido principal

La circuncisión en la Biblia: significado espiritual


Antecedentes 

Del latín circum caedere que significa cortar alrededor. Nadie sabe a ciencia cierta dónde o porqué surge esta práctica ritualística de mutilación masculina que se remonta sin duda al origen de los tiempos. En mi particular opinión quizá pudiera haberse originado a partir de la apreciación del anillo momentáneo que se forma durante los eclipses anulares de sol, lo que habría dado pie a un tipo de misticismo con el cual el hombre moderno ya perdió contacto.



Tal vez fueron los sumerios quienes comenzaron esa práctica ritual. El patriarca Abraham (2.000 a. C. - 1.750 a. C.?) establecido en plena civilización acadia (la cual a su vez se asentó sobre la sumeria) recibió la orden Divina de circuncidarse (Génesis 17:1-14), mandato para el cual Abraham no solicitó instrucciones, lo que nos indica que era una práctica conocida en esa cultura.

En los primeros días del cristianismo la circuncisión a los gentiles fue causa de disensión, pero rápidamente los apóstoles pusieron orden (Hechos 15).

El apóstol Pablo reinterpretó la circuncisión (al igual que todos los demás ritos de la Ley) como un concepto meramente espiritual (Romanos 2: 28-20), argumentando que para los creyentes rescatados de entre la gentilidad el cumplimiento ritual de la Ley no solo era innecesario sino hasta contraproducente.

He aquí, yo Pablo os digo que si os circuncidáis, de nada os aprovechará Cristo. Gálatas 5:2

Significado espiritual

La circuncisión es una marca interna de pertenencia a un círculo cerrado e íntimo, que hace al que la posee miembro exclusivo de una familia, clan, tribu o nación diferente a todas las demás.

El entendimiento espiritual que podemos extraer de este rito milenario es simple pero asombroso: si bien los hijos de Dios son exteriormente parecidos a los hijos de este mundo en el interior su esencia es diferente pues pertenecen a un orden distinto.


VER TAMBIÉN: