Discipulado a distancia


Si bien el objetivo primordial de la Casa de la Palabra es que todos aquellos que ya estén enseñando la Palabra de Dios encuentren en este sitio Alimento espiritual para llevar a sus discípulos en las diferentes localidades en las que sirven, también puedo ayudarte gratuitamente en tu formación si es que has recibido un llamado de Dios a servirle en la enseñanza de su Palabra y no tienes dónde acudir a aprender.

Si eres visitante casual puedes consultar esta página libremente las 24 horas del día, los siete días de la semana, llevarte todo cuanto necesites sin costo alguno y regresar cuando así lo desees.

Ahora bien, si El Señor ha puesto en tu corazón prepararte en serio pues te ha hecho saber que va a usarte en su plan para estos últimos tiempos puedo formarte mediante un discipulado a distancia.

El discipulado que yo imparto es muy simple y directo:

Te voy a mostrar cómo comenzar a entender correctamente la Palabra de Dios para que nunca más tengas la necesidad de depender de un tercero a fin de llegar a la Verdad, SINO SOLO DEL ESPÍRITU SANTO. Pero debes saber que cuando El Señor da el conocimiento sobrenatural de su Palabra siempre lo hace con el propósito específico de que sea compartida con aquellos que menos saben. Esto se llama llevar el alimento espiritual a los que lo necesitan lo cual puedes hacer de diferentes maneras ya sea estableciendo un grupo de estudio en tu casa o inclusive colaborando con artículos que escribas para La Casa de la Palabra.

Restaurando la Casa de Israel

Como quizá ya sabrás mi propósito en esta vida es ayudar a nuestro Señor en la búsqueda y restauración de sus ovejas perdidas de la legendaria Casa de Israel, a la cual -dado que en estos asuntos las casualidades no existen- si has llegado hasta aquí muy probablemente tú también perteneces.

El pueblo se restaura a través del conocimiento. Como quien es encontrado vagando y es necesario hacer que recupere la memoria, así es la parte del pueblo elegido llamada Casa de Israel, un pueblo que durante miles de años ha vagado por el mundo sin memoria y en el olvido.

Pero hoy en día el pueblo se muere por falta del alimento espiritual adecuado, pues en su mayoría el alimento que consume es de mala calidad ya que está leudado, es decir está lleno de maldad por parte de quienes se lo dan porque lleva la intención oculta del enriquecimiento.

Mediante el conocimiento que yo imparto ayudarás a otros en su restauración llevándoles alimento espiritual sano y conocerán acerca de lo que siempre han sido pero les habían hecho olvidar: QUE SON EL PUEBLO ELEGIDO DE DIOS.

Primer paso

Por siglos se ha ocultado que los que el mundo despectivamente llamó algún día cristianos en realidad son los que Dios mediante sus profetas en la Biblia llama las ovejas perdidas de la Casa de Israel.

El discipulado que yo imparto te confrontará con casi todo lo que se te ha estado enseñando por lo que primero debes averiguar si es para ti. Antes de optar por ser parte del Centro de Estudios Internacional de La Casa de la Palabra debes comprobar el nivel de madurez espiritual en el que te encuentras para sobrellevar esta verdad y las subsiguientes.

Si bien conocer la verdad siempre será lo deseable no siempre estamos lo suficientemente preparados o maduros para conocerla. Así que te sugiero que antes que nada leas con mucha concentración el siguiente artículo:


Léelo cuantas veces sea necesario hasta que te asegures que lo has comprendido bien. Una vez que lo hayas concluido pregúntate: ¿Estoy de acuerdo con esta verdad?

Si te cuesta trabajo aceptar lo que dice el escrito, es decir te deja duda, inquietud o hasta temor, es mejor que lo dejes para otra ocasión y te invito a que sigas recorriendo libremente los artículos de La Casa de la Palabra o incluso si lo deseas puedes preguntarme al respecto todo cuanto quieras. Con mucho gusto trataré de contestarte con la mayor rapidez.

Ahora bien si tu reacción a la lectura fue positiva, si en tu interior percibiste un poderoso testimonio de Dios, puedes escribirme a mi correo personal reportándome que vas a iniciar tu instrucción:


A continuación comienza con la siguiente lectura:


Mediante el estudio de esta obra vas a comenzar a establecer un criterio con el cual entenderás perfectamente TODA LA ESCRITURA, incluido el plan de Dios para los últimos tiempos.

El sentido de la formación que yo te voy a dar es que lo hagas todo por tu cuenta y a tu ritmo sin embargo, a fin de evitar desviaciones doctrinales, en todo momento estaré disponible para resolver tus dudas e incluso en la medida de mis posibilidades darte consejería, si es que la requieres y la deseas.

A continuación te dejo una serie de lecciones de apoyo que te ayudarán a saber un poco más acerca del propósito de este ministerio:


¡Adelante entonces! El Señor ya viene.

Shalom Casa de Judá; Maranata Casa de Israel.