Ir al contenido principal

El número 7 en la Biblia: significado espiritual


Los números que aparecen en la Biblia poseen un significado simbólico o espiritual. Como explicamos en el artículo Los números en la Biblia, significado simbólico, es de suma importancia que entendamos que la Biblia ha recogido una antigua y curiosa forma humana de comunicar los mensajes: la numérica. Desde tiempos antiguos el hombre ha intentado comunicar mensajes a través de los números. La Biblia, en su intento permanente por alcanzar al hombre también ha recogido esta curiosa forma de comunicación y la ha convertido en uso frecuente ya que al resumir un mensaje en una cifra, es práctico.

Así, los números en la biblia poseen un significado simbólico y concreto. A través de ellos Dios ha comunicado un Mensaje a su pueblo.

Cada cantidad numérica que aparece registrada en la Biblia está ahí con el propósito de transmitirnos un Mensaje específico. El caso del número 7 es de gran importancia ya que, entre otras cosas, representa algo a lo que todos los humanos podemos aspirar: la eternidad.

El número 7 en la Biblia ¿es correcto pensar que expresa a Dios?

Para empezar debemos decir que no es del todo correcto pensar que el 7 es el número que representa a Dios o que es el número exclusivo de Dios. También Satanás posee ese número como uno de sus atributos. A continuación analizamos el significado espiritual de tal número.



Pongamos atención al siguiente texto:

También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas. Apocalipsis 12:3

Como la propia Palabra lo explica, el dragón de siete cabezas es Satanás (Apocalipsis 20:2). Lo que hay que notar aquí es que Satanás también posee el número 7 como uno de sus atributos. Así que el número 7 ni es un número de perfección (Satanás no es perfecto, solo Dios es perfecto), ni es el número que expresa a Dios.

Lo que simboliza el número 7

Si bien el candelabro del tabernáculo posee siete lámparas (Éxodo 25:31-37); siete son los días de la semana hebrea (Levítico 23:3); siete son las iglesias (Apocalipsis 1:20); los sellos (Apocalipsis 5:1); las trompetas (Apocalipsis 8:2); las copas de ira (Apocalipsis 16:1); etc., etc., etc., todo ello obedece a que en realidad el número 7 es la expresión de todo lo sobrenatural, lo espiritual, lo invisible, intangible y eterno (2 Corintios 4:18).

Por eso es que Satanás, siendo un ser espiritual y no obstante estar opuesto a la Palabra de Dios y a la iglesia de Jesucristo también posee el 7 como uno de sus atributos.

Y todo ello porque Satanás, creación Divina, tiene un propósito bien definido dentro del plan de salvación (eso lo trataremos, si Dios quiere, en otra entrada).

Pero en resumidas cuentas, Dios, que es Infinito no puede ser expresado en un número finito, sin embargo todo lo espiritual, ya sea los seres espirituales como los ángeles (incluidos Satanás y sus soldados); o el Cielo, o cualquier cosa que sea intangible o inmaterial, pero que sin duda existe en el mundo eterno y espiritual, tiene como atributo el número 7.

¿Por qué se dice que el 7 es el número de la perfección?

Como ya mostramos al principio, el número 7 no representa la perfección ni a Dios, sino a lo celestial. Tal vez porque se piensa representa a Dios, pero, insistimos, en sí mismo un número finito no puede ser de ninguna manera la esencia de Dios ni mucho menos representarlo. Si se piensa bien esto resultaría incluso ofensivo para nuestro Señor. Ni siquiera un número infinito puede representar a Dios. Él es el creador de todas las cosas y no existe número o nombre (todo nombre se puede reducir a un número) que lo exprese o defina pues Su Esencia o Nombre es inalcanzable (Éxodo 3:14).



Ya dijimos que el número 7 alude a las cosas creadas de esencia celestial, por tanto eterna (2 corintios 4:18). Pero hay algo más, cada 7 días los antiguos cerraban mediante un rito el ciclo semanal, es decir lo completaban, por lo que en efecto, el número 7 también simboliza lo que ha sido completado, tal como lo vemos en el pasaje del Génesis en el que Dios COMPLETÓ SU OBRA.

Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos. Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo. Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación. Génesis 2:1-3

El candelabro de 7 brazos

Dios crea cosas tanto de esencia 6 (terrenal) como de esencia 7 (celestial). Un claro ejemplo lo tenemos en la figura del candelabro de 7 brazos o Menorá. Este objeto simboliza a la iglesia, congregación, Israel o pueblo santo de Dios. Pero necesitamos observarlo con detenimiento: el brazo central representa a nuestro Señor Jesucristo, Él es el que da el atributo de esencia 7 al cuerpo que sin él tiene la esencia 6. ¿Qué significa esto? Que aquellas congregaciones o iglesias donde Él no esté no serán cuerpos celestiales sino terrenales. Espero que esto se entienda bien y no necesite mayor explicación.

Para mayor explicación del candelabro como símbolo de la iglesia por favor revisar el siguiente artículo:


Para terminar solo dejaremos anotado que en la Biblia una llama representa al Espíritu, por tanto los 7 Espíritus del pasaje de Isaías son 7 llamas o lámparas de fuego y aluden al candelabro de 7 brazos el cual existe en forma espiritual en el Cielo. Por favor comparar estos dos pasajes:

Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete Espíritus de Dios. Apocalipsis 4:5
Y reposará sobre él el Espíritu de Dios; Espíritu de sabiduría y de inteligencia, Espíritu de consejo y de poder, Espíritu de conocimiento y de temor de Dios. Isaías 11:2