Ir al contenido principal

Los odres viejos y los odres nuevos: significado espiritual


Explicación de la parábola de los odres viejos, los odres nuevos, el vino viejo y el vino nuevo

En esta muy sencilla entrada no solo daré respuesta al significado bíblico de los odres viejos y el vino nuevo, sino que también comenzaremos a responder las inquietudes con respecto a la situación por la que han estado pasando algunos creyentes en sus congregaciones.

Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera, el vino nuevo rompe los odres, y el vino se derrama, y los odres se pierden; pero el vino nuevo en odres nuevos se ha de echar. Marcos 2:22

Qué es un odre y cómo se usaba en tiempos bíblicos

El odre al que se refiere la parábola de Jesús era una bolsa hecha de cuero, usualmente de cabra y en tiempos bíblicos se usaba especialmente para contener líquidos.

Una vez curtido se aplicaba una costura alrededor del cuero dejando solamente un orificio en la parte del cuello por donde era vertido el líquido para su preservación.

El vino nuevo o recién hecho se vertía en el odre y se dejaba reposando. Conforme el vino iba fermentando la bolsa de cuero se estiraba debido a la emisión de gas del contenido. Cuando el odre era viejo y debido al mucho uso perdía su elasticidad y se ponía muy duro. Si a este odre tan endurecido que ya había dado de sí y por tanto no estiraba más se le ponía vino nuevo el resultado era que al fermentar el vino se reventaba el odre, perdiéndose así tanto el odre como el vino. Por ello los odres viejos solo podían utilizarse para guardar vino viejo en tanto que el vino nuevo debía guardarse en odres nuevos. A continuación explicaremos el significado bíblico de este interesante uso.

Los odres viejos y el vino nuevo: significado espiritual

Los odres viejos, rígidos y endurecidos representan al sistema religioso, caduco y carente de flexibilidad. Pero no solo alude a aquel judaísmo impuesto por los fariseos de tiempos bíblicos sino también a los modernos sistemas religiosos que imponen pesadas y abusivas cargas a los creyentes. Tal proceder El Señor nunca lo manda en su Palabra pues su Voluntad lejos de aprisionar a su pueblo es ponerlo en libertad.

Así como el vino nuevo -símbolo del pueblo lleno del Espíritu Santo- rompe los odres viejos -símbolo del sistema religioso- y se derrama, de la misma forma los creyentes llenos del Espíritu no soportan el sistema religioso opresivo al que se les quiere someter y saldrán de éste para hacer la Voluntad del Padre celestial y no la de los hombres.

Remiendo nuevo en vestido viejo

Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; de otra manera, el mismo remiendo nuevo tira de lo viejo, y se hace peor la rotura. Marcos 2:21

De igual modo, un vestido viejo que por el uso y lavado se había contraído y desgastado cuando era necesario ser remendado se le añadía algún pedazo de tejido también viejo. Pues el remiendo nuevo al contraerse rasgaba las raídas vestiduras viejas.

Como ya dijimos, los creyentes llenos del Espíritu Santo por naturaleza no pueden estar atrapados en asfixiantes sistemas religiosos. El pueblo de Dios ha de estar preparado para vivir en un cambio permanente. Seguir al Señor significa estar siempre dispuestos a andar por el camino nuevo (Hebreos 10:20) pero estrecho -por el cual pocos transitan- y dejar atrás las tradiciones religiosas.

Los odres viejos de nuestros días

A continuación el extracto de una carta que recién recibí (el nombre de la persona que me ha escrito ha sido omitido para proteger su privacidad):

...en mi congregación el pastor ha comenzado a manipular la Biblia forzándonos a todos a efectuar pactos económicos claramente para su propio beneficio. También ha comenzado a efectuar ritos de prosperidad supuestamente bíblicos que francamente me resultan incómodos [...] Incluso he llegado a confrontarlo por esto pero lo único que he conseguido es ser apartado del servicio. A los que nos negamos a hacer esas cosas nos señalan, nos avergüenzan y nos apartan. Ayúdeme por favor. No sé que hacer. Necesito que me diga si soy yo el que está mal para, si es así, pedir perdón y disciplinarme. No quiero desobedecer a Dios. Muchas gracias.

Esta es tan solo una de las cartas que a menudo llegan a mi buzón. Lo que era una congregación llena de vida y con el único ánimo de expandir la Palabra, ahora se ha tornado en un grupo asfixiante, abusivo y controlador cuyo único propósito es el lucro: un odre viejo

No hay una sola de esas personas quienes me piden consejo que no me pregunten por alguna iglesia en la que se imparta una enseñanza sana a la que pudieran asistir. Su idea es que cambiando de congregación las cosas van a mejorar, pero lamentablemente no va a ser así. Lo cierto es que el sistema religioso que conocimos ya dio de sí y ahora está caduco. Pero, ¿qué hacer? ¿Es que ya no habrá donde ir?

Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer. Hebreos 8:13

Debes prepararte

El Señor está alistando un odre nuevo para su pueblo. Un odre totalmente diferente en el que Su Palabra fluirá con libertad y poder y tú puedes ser parte del mismo: Estoy preparándome para formar una comunidad internacional y voy a necesitar mujeres y hombres de Dios comprometidos con El Señor y dispuestos a ser formados a fin de participar activamente haciendo el trabajo de buscar por todo el mundo a las ovejas perdidas del pueblo de Dios.

Si te gustaría saber cómo puedes participar aquí te dejo el botón para que accedas a las lecciones introductorias del Curso Bíblico a Distancia con el que puedes unirte al equipo que estoy formando.


Quizá también te interese:

Las 7 Fiestas de Israel

Significado del vino

Significado del Alimento Espiritual

Significado de la Casa sobre la Roca

Significado de la sal

¿Qué significa vivir bajo la Gracia?