Ir al contenido principal

Parábola del hombre rico: las riquezas verdaderas


Honra a El Señor con tus bienes, y con las primicias de todos tus frutos; Y serán llenos tus graneros con abundancia y tus lagares rebosarán de mosto. Proverbios 3:9-10


La alegría de Tabernáculos

Este pasaje alude a la época de Tabernáculos, al final del año (Éxodo 23:16) cuando los graneros rebosaban llenos y en los lagares, donde ya se comenzaba a pisar la uva para convertirla en vino, se cantaban las mismas canciones de júbilo (Jeremías 25:30 / Jeremías 48:33) que todo el pueblo, una vez reunido en Jerusalén, cantaría al unísono (Salmo 133:1) en el festival más feliz del año (Salmo 118:15). (Justamente las coloridas danzas que ahora vemos en muchas congregaciones pertenecen a esta celebración).


En esta época, como en ninguna otra, los corazones de la gente rebosaban de alegría, porque todo el año habían trabajado arduamente y esta era la estación en la que se disfrutaba de lo que con tanto esfuerzo se había sembrado.

Y el Señor Jesús, (como en todas sus enseñanzas, las cuales son interpretaciones de la Ley) nos habla de esta fiesta:

También les refirió una parábola, diciendo: La heredad de un hombre rico había producido mucho. Y él pensaba dentro de sí, diciendo: ¿Qué haré, porque no tengo dónde guardar mis frutos? Y dijo: Esto haré: derribaré mis graneros, y los edificaré mayores, y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes; y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate. Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será? Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios. Lucas 12:16-21

Esta enseñanza está ubicada precisamente en la época de Tabernáculos, en la que, ya lo dijimos, los graneros rebosan llenos, por lo que la algarabía se desbordaba en el ambiente. Pero lo curioso es que, aunque el hombre de la historia aparentemente hace lo que la Ley manda, que es estar verdaderamente alegre (Deuteronomio 16:15) el Señor Jesucristo le llama necio. ¿Por qué?

Estarás verdaderamente alegre

Siete días celebrarás fiesta solemne a El Señor tu Dios en el lugar que Él escogiere; porque te habrá bendecido El Señor tu Dios en todos tus frutos, y en toda la obra de tus manos, y estarás verdaderamente alegre. Deuteronomio 16:15

Nuestro Señor le llama necio, porque lo que el hombre de la historia hace no es estar verdaderamente alegre, como lo manda la ley de Moisés.

Para saber lo que significa estar verdaderamente alegre deberemos entender antes qué son las verdaderas riquezas.


Las riquezas verdaderas 

¿Qué sucedía en el corazón de los israelitas cuando veían los graneros repletos de grano, y el vino estaba a punto de estar listo? Pues lo mismo que en el nuestro cuando recibimos abundancia de bienes terrenales, que estallamos en júbilo a más no poder.

Las riquezas de aquellos tiempos consistían en tener para comer, porque al no estar el alimento asegurado, la mayor preocupación y afán de los hombres era el qué iban a comer ese día (Lucas 12:29), pero una vez teniendo el problema resuelto, las preocupaciones terminaban.

Y ese es precisamente el efecto que causan las riquezas terrenales en el corazón de los hombres de todas las épocas. Por eso los hombres nos afanamos tanto buscando las riquezas terrenales: porque, aunque sea por tan solo un breve lapso de tiempo, sí que nos quitan las preocupaciones y nos dan felicidad. Pero el Señor quiere que entendamos, que las riquezas terrenales ni duran, ni nos van a servir en la otra vida (Mateo 6:19). Así es que lo que nos conviene más es sembrar en esta tierra, para cosechar con júbilo en la otra vida (Mateo 6:20 / Salmos 126:5). Por que lo que cosechemos allá, nos va a durar para siempre (1 Pedro 1:4). Así que las riquezas verdaderas son las que nos van a durar por toda la eternidad.


El Señor Jesucristo, en su vocación de profeta, nos enseña así que cuando la Ley habla en términos de abundancia bienaventurada debemos ser muy cuidadosos en entender exactamente lo que quiere decir, pues a menudo, cuando Dios habla de riquezas, lo primero que el corazón del hombre desea entender son riquezas terrenales.

La alegría no debe surgir en nuestros corazones porque nuestros graneros terrenales estén llenos. Sino porque nuestros graneros celestiales, los que estamos llenando para la otra vida, están rebosando cada día más (Marcos 10:21 / Lucas 12:33  / Lucas 18:22).

Nuestro gozo no debe basarse en la cantidad que traigamos en la billetera, o el auto que tengamos en la cochera, o por el monto en nuestra cuenta del banco; si tenemos bienes materiales, ¡gloria a Dios! compartámoslos con los necesitados (1 Juan 3:17 /  Lucas 14:13-14 / 2 Corintios 9:8); pero más bien nuestra alegría debe provenir de la abundancia de la Palabra de Dios morando en nuestros corazones.

Porque aquellos graneros llenos de grano que se comía, simbolizan nuestros corazones llenos del alimento espiritual, que es la Palabra de Dios; y ese mosto -también tan característico de la estación-, es el Espíritu, que nos da el entendimiento de la Palabra y la paz, la fe, la alegría, el regocijo y el júbilo que vienen de ello.

Estaréis verdaderamente alegres 

Estar verdaderamente alegre es pues, la alegría por las verdaderas riquezas, que no son de esta tierra porque son espirituales y eternas (2 Corintios 4:18). El hombre de la historia era necio porque no quería entender que las riquezas verdaderas no son de esta tierra (Juan 4:23).

No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Mateo 6:19-20

Tal vez también te interese:

La sal: significado espiritual

Conocer los usos que antiguamente se le daba a la sal es fundamental para entender su significado bíblico. Por ello en este artículo comenzaremos mencionando las principales formas en las que se utilizaba este importante elemento en tiempos de la Biblia y luego hablaremos de su significado simbólico o espiritual.
El uso de la sal en la antigüedad

Hoy en día pensamos en la sal solo como un sazonador para nuestros alimentos, pero en la antigüedad la sal tenía más de 14.000 usos. A lo largo de la Historia, la sal ha sido utilizada para casi todo, desde derretir hielo hasta relajar los músculos.
Los antiguos se dieron cuenta que la vida no podía existir sin la sal, por lo que llegó a utilizarse como moneda y hasta provocó guerras.

Usos y significados simbólicos del aceite

El aceite de oliva para los hombres de tiempos bíblicos

Para los antiguos el aceite de oliva era el más apreciado de todos los aceites, por lo que le atribuían un significado simbólico Divino.

En tiempos bíblicos, el aceite se usaba, entre otras cosas, como:
 - Combustible para las lámparas  - Medicamento  - Jabón de aseo personal  - Elemento ceremonial  - Ingrediente en la elaboración de alimentos
Por todo lo anterior, el aceite puro de oliva es también símbolo del Espíritu Santo. A continuación, hablaremos brevemente de sus usos en tiempos bíblicos y al mismo tiempo entenderemos los atributos del Espíritu Santo.

El Candelabro: significado simbólico

Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro...Apocalipsis 1:12
Los siete candeleros conforman el candelabro de siete brazos del Lugar Santo. Sin embargo la imagen que ve Juan no es terrenal, esto es, no mira el Lugar Santo del templo en Jerusalén, sino el del templo celestial, el cual, como la Ley nos enseña, fue usado como modelo por Moisés para erigir el Tabernáculo y posteriormente por Salomón para erigir el Templo.

Usos y significados simbólicos del vino

Algunos usos del vino en la antigüedad y sus significados espirituales
Yo soy la vid verdadera. Juan 15:1
Posiblemente la vid, al igual que la sal y el trigo, han acompañado al hombre desde que éste habitó la tierra.
La Palabra nos dice que luego que bajó Noe del arca comenzó a labrar la tierra y plantó una viña (Génesis 9:20), y desafortunadamente con ello llegó también el primer ebrio de la Historia (Génesis 9:21), advirtiéndonos así el cuidado que debemos tener con el vino.
El vino es, por supuesto, el más apreciado producto de la vid, y a lo largo de toda la Palabra, desde el Génesis al Apocalipsis, encontramos numerosas referencias a él.


Por el color, sabor, proceso de elaboración y sobre todo, efectos al organismo, los antiguos atribuyeron al vino profundos significados simbólicos, entre otros el gozo espiritual, la justicia, la sangre, el espíritu, etc.

El vino, con su efecto pasajero, representaba para los hombres de la Biblia, entre otras muchas cosas, la felicidad, el consuel…

Las siete fiestas de Israel

En esta serie de artículos hablaremos acerca del significado espiritual que tienen para la Casa de Israel las siete fiestas que nuestros padres celebraban. A continuación los enlaces a cada uno de ellos.


Pascua. Es la primera de las siete fiestas en las que el pueblo acudía a Jerusalén, fiestas que anuncian el cumplimiento glorioso de las profecías del Mesías. El cumplimiento del significado espiritual de la Pascua es el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo, cuya carne y cuya sangre nos salvan de la muerte. Ir al artículo >>

Panes sin levadura. El cumplimiento espiritual o esencial de la Fiesta de los panes sin levadura lo encontramos abundantemente por toda la Palabra. Aquí vamos a analizar solo unos cuantos de esos pasajes. Primeramente, mencionaremos el cumplimiento que nuestro Señor Jesucristo dio a esta fiesta y después el que nosotros, su iglesia, que como el cuerpo de Cristo que somos también le damos. Ir al artículo >>

Primicias. En este día -posterior a la Fiesta …

Simbolismo de la cizaña: los falsos cristianos

Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue. Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña. Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña? El les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos? El les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo. Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero. Mateo 13:24-30
Profusión de los falsos cristianos, señal de los últimos tiempos

El Señor Jesucristo, en las enseñanzas de cómo interpretar todas las parábolas (…

El trigo como símbolo de la iglesia de Cristo

Ya en otros artículos explicamos porqué la CIZAÑA es el símbolo de los falsos cristianos y por su parte la CEBADA es el símbolo de nuestro Señor Jesucristo. En esta ocasión, para finalizar esta corta serie, hablaremos brevemente del TRIGO como símbolo de la iglesia.

Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre EL TRIGO, y se fue. Mateo 13:24-25El campo [de trigo] es el mundo; la buena semilla [de trigo] son los hijos del reino, y la cizaña [entre el trigo] son los hijos del malo. Mateo 13:38Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged EL TRIGO en mi granero. Mateo 13:30

Las lluvias tardías y tempranas: significado espiritual

Las lluvias tardías

En la alegría del rostro del rey está la vida, Y su benevolencia es como nube de lluvia tardía. Proverbios 16:15
Entre enero y febrero, o incluso a veces hasta los primeros días de marzo, se presentaban las lluvias tardías, que cerraban la estación lluviosa y servían para completar la maduración de los granos como el trigo y la cebada, entre otros. Estas lluvias eran leves y se alternaban con días de sol.

Sin las lluvias tardías las cosechas simplemente no maduraban, pues su alternancia con el sol permitía que el grano alcanzara su nivel óptimo para el consumo. Por eso, las lluvias tardías simbolizan la presencia de nuestro Dios en los momentos que son decisivos para nosotros.

Así como las lluvias tardías permitían que las cosechas se maduraran para que pudieran recogerse, al final de los tiempos El Espíritu Santo de Dios se encargará de madurar la cosecha de su pueblo antes de ser recogido (Juan 4:35 / Lucas 3:17).


Las lluvias tempranas 

Y no dijeron en su corazón: T…

El pez, un símbolo de Jesucristo

En el siglo II la Iglesia tomó la palabra «Ichthys», que significa «pez» en griego, como símbolo de Cristo, y a partir del siglo III se utilizaba extensamente entre los cristianos.

En esta simbología, las letras de la palabra «Ichthys» representan las iniciales de la frase: Iesous Christos Theou Yios Soter

ICHTHUS: 
    I  = Iesous (Jesús);
CH = Christos (Cristo);
TH = Theou (Dios);
   U = Uios (Hijo);
   S = Soter (Salvador)

Es decir, «Jesús, Cristo, Hijo de Dios, Salvador»

El símbolo del pez y el críptico «Ichthus» fueron adoptados por los cristianos de la Iglesia Primitiva para representar a Jesucristo y manifestar su adhesión a la fe. Tanto el pez como el críptico aparecen numerosas veces en las catacumbas.



Una profesión de fe

Los cristianos, siendo minoría en un mundo pagano, tenían sus propios símbolos para identificarse y avivar su fe. En el pez (Ichthus), encontraban la profesión de fe, la razón por la que adoraban a Jesús y estaban dispuestos a morir.

Los creyentes son «pequeños pe…

La casa sobre la Roca significado de la parábola

Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina. Mateo 7:24-27
Explicación de la parábola de la casa sobre la Roca

Todas las enseñanzas del Señor Jesucristo (Juan 16:29) están expresadas de manera que deban resolverse tal como se resuelve un acertijo: meditando larga y profundamente en ellas.